10 consejos para cuidar tu alimentación en Navidad

9 Diciembre 2015

La alimentación saludable durante las navidades es posible. Sólo tienes que seguir los sencillos consejos de nuestra nutricionista. 

Alimentación en Navidad.  Descubre cómo puedes ser más saludable incluso en estas fechas

Llegadas estas fechas todos empezamos con las compras navideñas, no solo con regalos, sino con todos los manjares que están a nuestro alcance: turrones, mazapanes, polvorones, “panettone”…¿Quién puede resistirse?

Durante las Navidades nuestra ingesta calórica puede aumentar desde un 30% hasta un 50% en los días de fiesta, incrementándose nuestro peso hasta 3Kg.

No es raro que con estos datos nos encontremos con un aumento de las visitas a urgencias con crisis hipertensivas, diabetes descompensadas, ataques de gota y patologías digestivas.  Principalmente, provocados por un tipo de alimentación abusiva durante estos días.

Empieza por seguir estos sencillos consejos

1 – No cambiar nuestros hábitos alimenticios; es muy habitual tomar de postre todos los días un trocito de turrón, debemos dejar los excesos para los días más señalados, en los que nos reunimos con la familia, los amigos y las sobremesas se alargan.

2 – Planificar la compra para evitar las “sobras” y no estar comiendo los días posteriores comidas que, en su mayoría suelen tener un contenido calórico mayor.

3 – Si somos los anfitriones, planificar el menú; si el plato principal va a ser graso, podemos pensar en entrantes ligeros (ensaladas más elaboradas o marisco cocido pueden ser una buena elección) y postres a bases de frutas (brochetas de piña y manzana con salsa de yogur, que además nos ayudará con la digestión).

4 – Sustituir salsas industriales por caseras a base de hortalizas, yogur desnatado o vinagretas.

5 – Si salimos a comer, la oferta de entrantes será inmensa, en ocasiones puede aportar las mismas calorías que el plato principal, lo ideal será hacer una selección de lo que más nos gusta y en cantidades controladas.

6 – Podemos comer de todo pero en cantidades limitadas. Come la misma cantidad que un día normal que estés en casa. No debemos terminar la comida con la sensación de “estar a reventar”.

7 – Durante estos días, tampoco hay que descuidar el ejercicio físico. Si ya hacemos deporte, con incrementar 30 minutos al día podríamos evitar esa subida de peso, y si todavía no lo hacemos ¿para qué esperar al año nuevo?

8 – No debemos olvidarnos de controlar las calorías procedentes del alcohol. Son calorías vacías, no nos aportan ningún tipo de nutriente.

9 – Un error frecuente son los ayunos, pensamos que eliminando las calorías de una comida vamos a compensar el exceso de otra. Es preferible hacer las 3 comidas principales aunque sean más suaves, con una alimentación a base de verduras, frutas y pescado hervido.

10 – Un buen aliado para estas fechas puede ser el Chitosan. Se trata de un polisacárido lineal formado por cadenas de D-glucosamina y Acetil D- glucosamina, obtenido a partir de los caparazones de algunos crustáceos marinos. El chitosan es un tipo de fibra de origen marino que nuestro cuerpo es incapaz de absorber y tiene una gran afinidad por la grasa. Así, cuando entra en contacto “secuestra” parte de las grasas ingeridas, impidiendo su absorción y eliminándolas por las heces. Se recomienda tomarlo antes de las comidas copiosas.  De esta manera, puede ayudarnos a reducir la ingesta calórica y a controlar los niveles de colesterol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *