5 tips para mantener la línea

5 consejos para mantener la línea en verano... ¡y todo el año!

27 julio 2016

El Glucomanano o la Faseolamina te pueden ayudar, pero adoptar hábitos de alimentación saludables y la actividad física son claves para el control de peso

¡Cómo nos gusta relajarnos en verano! Y lo digo en todos los sentidos: con el calor y las vacaciones descuidamos nuestra dieta y nos da más pereza hacer ejercicio físico…Ya que nos lo hemos tomado en serio durante todo el invierno, vamos a hacer un pequeño repaso de  cuáles son los 5 hábitos saludables imprescindibles para mantener la línea durante este verano, a la vez que disponemos de todos los nutrientes necesarios:

1. Reforzar el consumo de frutas y verduras de temporada a lo largo del día. En verano  podemos encontrar en el mercado una gran variedad (sandía, paraguaya, melón, ciruelas, frambuesas, albaricoques, nectarinas…) que en invierno, sin duda, echaremos de menos.

2. No se trata de dejar de comer, sino de comer cuando se debe. Lo aconsejable es, en la medida de lo posible, mantener el horario habitual de comidas, procurando realizar 5 ingestas al día sin saltarse ninguna, optando siempre por platos saludables como ensaladas, verduras, carnes y pescados a la plancha y evitando platos precocinados.

3. Podemos tener en cuenta algunas plantas o complementos alimenticios que, por sus propiedades saciantes, pueden ayudarnos de forma natural a evitar esas ganas de picar entre horas y controlar los atracones.

  • La Glucomanano se obtiene a partir de los tubérculos de una planta que crece en África y Asia, llamada Amorphophallus konjak. Se trata de una de las fibras dietéticas más viscosas y, gracias a su capacidad de absorción de agua forma un gel muy espeso, provoca una sensación de saciedad y, por lo tanto, una disminución del apetito. Además ayuda a reducir los niveles plasmáticos de colesterol, mejora el metabolismo de los glúcidos y regula el tránsito intestinal.
  • La Goma Guar se extrae de la planta de guar, una leguminosa que proviene de la India y que tiene propiedades similares al Glucomanano. Es una fibra gelificante que retarda la absorción de los azúcares contenidos en la dieta, actuando también como saciante y laxante suave (aumenta el volumen de las heces, facilitando el trabajo al intestino).
  • El Triptófano es un aminoácido esencial (solo se obtiene desde la dieta) precursor de la serotonina, hormona que fabrica nuestro cuerpo y que denominamos comúnmente como “la hormona de la felicidad” ya que ayuda a reducir la ansiedad y el estrés.
  • La faseolamina, obtenida de las judías, que tienen la capacidad de inhibir la α-amilasa, enzima encargada de fraccionar los hidratos de carbono ingeridos en la dieta, para poder absorberlos. Por lo que podríamos decir que reduce la absorción de los hidratos de carbono.

4. Para no dejar el deporte en un segundo plano, podemos cambiar la rutina: si salimos a primera o última hora del día evitaremos las altas temperaturas y podemos hacer una pequeña tabla de ejercicios en casa. Cuando estemos en la piscina o en la playa, aprovecharemos para nadar y dar largos paseos por la orilla del mar. Lo importante es estar activos.

5. No nos olvidemos de la hidratación. Normalmente la ingesta de agua debería de ser de 1,5 -2 litros diarios, pero bien es verdad que las altas temperaturas y el ejercicio físico aumentan la deshidratación, por lo que habría que aumentar su consumo. Son buenas opciones bebidas frías sin calorías como té e infusiones con hielo y, también, zumos de hortalizas como el tomate.

En realidad, son consejos que se pueden aplicar en verano, o durante todo el año. Tened en cuenta que al final la constancia es lo que nos permite mantenernos más activos y saludables. En definitiva, para controlar el peso y vernos bien en verano,  debemos tener una dieta equilibrada y ser constantes todo el año. No podemos pretender  obtener resultados cuidándonos solo unos meses antes de las vacaciones.

Si lo deseáis, podéis  compartir con nosotros vuestros trucos para mantener la constancia durante todo el año, y no prescindir de los buenos hábitos de alimentación y ejercicio durante las vacaciones de verano.

Bibliografía

  1. Chua M, Baldwin TC, Hocking TJ, Chan K. Traditional uses and potential health benefits of Amorphophallus konjac K. Koch ex N. E. Br. J Ethnopharmacol 2010; 128 (2): 268-278.
  2. Prieto PG, Cancelas J, Villanueva-Peñacarrillo ML, Malaisse WJ, Valverde I. Short-term and long-term effects of guar on postprandial plasma glucose, insulin and glucagon-like peptide 1 concentration in healthy rats. Horm Metab Res 2006; 38 (6): 397-404.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *