alergias

Las alergias se adelantan por el cambio climático

14 marzo 2016

Las alergias han empezado antes de tiempo, consecuencia de una metereologia inusual para esta época del año. Consejos para prevenir sus sintomas.

Alergias al polen en invierno

Seguro que muchos de vosotros habréis visto como el cambio climático ha hecho de las suyas este invierno. Y,  ¿quién no se ha sorprendido por imágenes tan inusuales como las de los almendros en flor cubiertos de nieve?.  Los expertos alertan sobre el adelanto de la polinización de ciertas plantas y la incidencia directa sobre los brotes alérgicos en la población fuera de lo habitual. Incluso hay quién habrá confundido los síntomas de un catarro invernal con los primeros despuntes de estas alergias.

Vemos con claridad que el cambio climático es el responsable directo del recrudecimiento de estas alergias, por una muy avanzada  polinización, consecuencia del aumento de las temperaturas y la falta de lluvias.

Lo primero que queremos es entender en la medida que sea posible este fénomeno e intentar buscar las soluciones más efectivas para frenar los sintomas de estas rinitis,  que pueden acabar con problemas de salud mucho más graves.

Una polinización que dura hasta dos meses más de lo habitual

Las condiciones meteorológicas registradas este invierno están adelantando la floración de muchos frutales y plantas. Esto está provocando que las personas que sufren alergias experimenten ya los primeros síntomas y contribuye a alargar un periodo de polinización,  que generalmente empezaba en abril y finalizaba en julio.

Cada vez más personas afectadas por las alergias

Los últimos estudios sobre alergias estiman que un 20% de la población padece algún tipo de alergia y que un 65% son debidas a la polinización. Es más cada año aumenta el porcentaje de población afectado.  Los diagnósticos tempranos son importantes sobre todo en los niños,  ya que muchos episodios alérgicos pueden acabar, según los expertos, en asma o rinitis.

Está claro que este año, los alérgicos tendremos que sufrir un periodo mucho más largo de síntomas y que esto afecta muchísimo a la calidad de vida, cualquier tarea cotidiana se vuelve más complicada y también afecta al rendimiento en los estudios o en el trabajo.

La contaminación provoca que las alergias sean más acusadas

La alergia más común en esta época del año es al polen de las cupresáceas, con concentraciones que se han multiplicado por 15 en los últimos 30 años.

Se acentúa este problema en las grandes ciudades, donde la contaminación por partículas de diésel incrementa los síntomas de las alergias.

Lo que prevén los expertos viendo que en el terreno agrícola y en el campo en general está todo muy verde y florido es que trigo, cebada y centeno, generarán mucho más polen que otros años, con lo que se prevé una temporada de alergias larga y complicada.

Qué podemos hacer para prevenir los síntomas de las alergias

  • Evitar el contacto del polen con las mucosas de la boca, nariz y ojos.
  • Evitar acudir a zonas de concentración de gramíneas como parques, campo, etc.
  • Emplear gafas de sol y mascarillas.
  • Antihistamínicos. Hay que saber que pueden producir somnolencia y disminución de atención.
  • Si vamos en coche con las ventanillas cerradas y el aire acondicionado en circuito cerrado y con filtros de polen.
  • Evitar desplazamientos en bicicleta o en moto.
  • En casa, utilizar aspirador y bayetas húmedas.
  • Si se va a salir de paseo hay que tener en cuenta, que las mayores concentraciones de polen ocurren a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde.

Alergias y nutrición

Tenemos que tener en cuenta que la alimentación y otros hábitos saludables nos pueden ayudar a prevenir o mitigar los síntomas de las alergias. Te proponemos algunos consejos.

  • Tomar cítricos, frutos rojos y verduras ricas en Vitamina C y vitamina B5, ya que tienen un importante poder antihistamínico, ayudando a mantener nuestro organismo libre de sustancias tóxicas.
  • Los pescados azules con alto índice de Omega 3 nos ayudan como antiinflamatorios naturales frente a estornudos y malestar general.
  • Minerales como el magnesio y el azufre y que podemos encontrar presente en muchos alimentos, frutas, verduras, legumbres, semillas, cereales y frutos secos en general.
  • Muy importante frente a las alergias, la Quercitina, una sustancia que se encuentra de manera natural en frutas y verduras como manzanas, cebollas, etc.
  • Bromelaina, presente de forma natural en la Piña.
  • La gran protagonista es la Ortiga Verde que ha sido un remedio tradicional frente a los síntomas de la rinitis alérgica por su contenido en polisacáridos y quercitina con propiedades antiinflamatorias y reguladoras del sistema inmune.

Y por último, tenemos que tener muy presente que el tabaco y el alcohol son malos hábitos de vida que repercuten muy directamente en las personas que padecen alergias, ya que contienen tóxicos que agravan los síntomas de las histaminas.

Si tienes alergia, no dudes en ponerte manos a la obra para prevenir estos síntomas desde ya, puesto que este año se recrudecen con el agravante del cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *