astenia primaveral

Astenia primaveral, 10 consejos para sentirse mejor

21 marzo 2016

La astenia primaveral provoca en muchas personas trastornos del sueño y malestar general, que con unos sencillos hábitos saludables podemos mitigar

10 consejos para combatir la astenia primaveral

Es propio de la primavera. El aumento de horas de luz y la subida de las temperaturas provocan cambios en el cuerpo y en igual medida, en nuestra mente. Es lo que comúnmente conocemos como astenia primaveral.

Se trata de un trastorno pasajero que afecta más a mujeres que a hombres, pudiendo provocar síntomas como insomnio, tristeza, decaimiento, fatiga, dolores de cabeza, irritabilidad, ansiedad, cambios de humor, nerviosismo, desmotivación o falta de concentración y energía.

La mejor manera de combatir la astenia primaveral es  principalmente mantener unos hábitos de vida saludables. Hoy en Yomecuidoyqué te damos algunas pautas que os ayudarán a vivir la  primavera de la mejor forma posible.

1.  Consumir alimentos ricos en Triptófano

La explicación biológica a los trastornos primaverales es que suelen estar propiciados por una carencia en los niveles de serotonina, uno de los neurotransmisores encargados de mantener el equilibrio bioquímico del cerebro y, por lo tanto, de regular el estado de ánimo. Entre las soluciones que modulan los niveles bajos de serotonina está el triptófano presente en alimentos como huevos, vegetales, frutas, cereales integrales, legumbres, lácteos y pescados ricos en Omega 3 y vitaminas del grupo B.

2. Mantener un horario de comidas equilibrado

Por esta razón, es aconsejable realizar cinco comidas al día, incrementando la ingesta de zumos de frutas y hortalizas y evitando carnes y grasas saturadas para que las digestiones no sean pesadas. Y, sobre todo,   hacer cenas ligeras y no tomar alimentos antes de acostarse.

3. Mejorar la cantidad y calidad del sueño

Es imprescindible dormir al menos 8 horas para recuperar la energía perdida durante el día.  El descanso es fundamental y fijar un horario de sueño nos permitirá coger energías para empezar el día.  Si tenemos problemas para dormir ,podemos recurrir a las plantas medicinales.

4. Evitar sustancias excitantes

Las bebidas con cafeína, teína o el tabaco provocan alteraciones. Es esencial limitar la ingesta de estimulantes, especialmente en la segunda mitad del día. Un abuso de café, té, bebidas de cola… pueden provocar un nivel de excitación que no nos deje descansar ni dormir.

5. Hacer ejercicio de forma regular

Además del gran número de beneficios que tiene para la salud, la actividad física nos ayuda a disminuir los niveles de estrés y a liberar nuestra mente. También nos ayudará a descansar mejor por las noches.

6. Incrementar la ingesta de agua

Beber agua ayuda a nuestras funciones renales e intestinales.También podemos ingerir agua en forma de líquidos tipo zumos, infusiones, etc., ya que cumplen las mismas funciones para dar equilibrio a nuestro organismo.

7. Ser positivo

“Mens sana in corpore sano”. La actitud positiva ante la vida cotidiana, el trabajo, la familia, etc. es fundamental para sentirse bien con uno mismo.

8. Realizar ejercicios de relajación

Aprender técnicas de relajación o practicar disciplinas como el yoga nos ayudan a relajar nuestro cuerpo, eliminando tensiones, además de ayudarnos a tener una actitud más positiva y controlar los estados de ansiedad.

9. Un plus de energía

Tomar alimentos con un gran aporte energético como  frutos secos, plátanos, chocolate o dátiles provocan que nos sintamos más enérgicos y motivados. También, a través de los complementos alimenticios naturales como los complejos vitamínicos ricos en Betacarotenos y Oligoelementos, el germen de trigo, rico en vitamina E, los ácidos grasos esenciales, el polen, rico en aminoácidos esenciales y vitaminas A y B6, así como la levadura de cerveza, fuente de vitaminas B1, B2, B3, B6, ácido fólico y minerales como el hierro, el magnesio y el zinc.

10. Jalea real

Es, sin duda, una alternativa muy natural. Pero, lo cierto es que los expertos coinciden en que la jalea real, también, está indicada en cualquier época del año,  cuando estamos cansados, sin energía, debido a situaciones de estrés laboral o incluso en épocas de exámenes. Con vitaminas, minerales, ácidos grasos insaturados y aminoácidos, es un excelente reconstituyente en las carencias nutricionales que pueden acompañar a la astenia. Entre sus vitaminas,  destacan la C, E, A y del grupo B, B1,B2, B, B6 y ácido fólico y entre los minerales se encuentran fósforo, hierro, calcio, cobre y selenio. Además, contiene aminoácidos como la lisina, leucina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina.  (1)

Es posible que estos días si aparece esa sensación de fatiga y debilidad, con sintomas como tristeza, dolor de cabeza, transtornos del sueño o alteraciones en el apetito se deba a la astenia primaveral. ¿Has tomado nota de lo que tienes que hacer para sentirte mejor?

Referencias Bibliográficas

  1. (1) Infito Artículo Más de la mitad de la población se siente más cansada con la primavera.

imagen de manzana Artículos relacionados

Que quizás puedan interesarte

Ginseng, energía natural para esta primavera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *