El Arándano Rojo Americano ayuda a prevenir las infecciones urinarias

Cistitis: causas, síntomas y precauciones

11 Julio 2016

Prevén la cistitis con Arándano Rojo Americano: actúa como antiadherente bacteriano, evitando que la e.coli penetre en las vías urinarias causando infección

La llegada del verano aumenta el riesgo de contraer esta infección urinaria debido a la mayor frecuencia de los baños en lugares públicos y a un mayor contacto con prendas de vestir húmedas. Veamos algunos consejos para evitar las infecciones urinarias y cómo el Arándano Rojo Americano nos puede ayudar a protegernos

La cistitis es una infección de las vías urinarias causada por bacterias que penetran en la vejiga y se adhieren a las paredes de la parte inferior del tracto urinario. La bacteria que produce más de 80% de estas infecciones es la Escherichia coli (E. coli), una bacteria que está en nuestro tracto gastrointestinal y es necesaria para el proceso digestivo aparte de ayudar en la absorción de nutrientes como las Vitaminas del grupo B y la K.

Tiene una mayor incidencia en las mujeres, ya que la uretra es más corta que la de los hombres y la bacteria tiene mayor facilidad de llegar a la vejiga y colonizar la zona. Coincidiendo además un pico de incidencia en las edades comprendidas entre los 18-39 años (edad de máxima actividad sexual) y en la menopausia. Hay personas que tienen una mayor predisposición a sufrir este tipo de infección: si se dan más de dos episodios a lo largo del año, se denomina cistitis de repetición.

¿Cuáles son las causas  y síntomas de la cistitis?

Las causas más habituales de las cistitis son aquellas que permiten la proliferación a las vías urinarias de la E. coli, que son:

  • Mantener el bañador mojado y frío después de bañarnos aumenta el riesgo
  • Retención urinaria, cuanto más tiempo esté llena la vejiga más facilidad tienen las bacterias de reproducirse
  • Relaciones sexuales o falta de lubricación (propio de la menopausia). El uso de tampones también puede desecar la vagina, desequilibrando o alterando la flora bacteriana
  • El uso de ropa muy ajustada, que aumenta la temperatura y humedad de la zona, facilitando que las bacterias crezcan
  • Falta de hidratación o higiene
  • Estreñimiento crónico

Los síntomas de la cistitis suelen comenzar con picor vaginal y dolor en las relaciones sexuales. Otro claro síntoma es dolor o escozor al orinar (una orina turbia, color intenso y, en ocasiones, incluso con presencia de sangre) y un aumento en el número de micciones, con sensación continua de necesidad de ir al baño. También se puede notar cierta presión en la parte inferior de la pelvis y, en los casos más agudos,  fiebre.

¿Qué precauciones podemos tomar?

  • Cambiar el bañador después de cada baño, evitar ropas ajustadas y utilizar ropa interior de algodón
  • En nuestra higiene íntima debemos utilizar jabones con un pH que respete la flora vaginal, siempre de delante hacia atrás y secando en la misma dirección
  • Ingerir diariamente de 1,5 -2 l de agua para facilitar la expulsión de las bacterias, orinando cada 2 o 3 horas, así como antes y después de mantener relaciones sexuales
  • Combatir el estreñimiento y no posponer la evacuación para evitar la colonización de tejidos cercanos al tracto urinario
  • Si se produce durante el periodo menstrual, se debe reconsiderar el uso de tampones ya que, además de evitar la lubricación normal, presionan la uretra dificultando el vaciado total de la vejiga
  • Consumir Arándano Rojo Americano, una ayuda natural que evita que las bacterias como la coli penetre en las vías urinarias causando la infección

Arándano Americano, un antiadherente bacteriano natural

El Arándano Rojo Americano (también llamado Cranberry) actúa como antiadherente bacteriano. Si bien la bacteria  E. coli “se pega” a las paredes de la vejiga como si se tratase de un velcro, el Arándano Rojo actúa como si pusiéramos un papel entre las dos partes del velcro: Impide su adhesión y, por tanto, su penetración en el tejido de la pared de las vías urinarias.

Esta propiedad antiadherente se la debe a uno de sus principales constituyentes, las  Proantocianidinas (PAC) tipo A, aunque en su composición encontramos también quercetina, glucósidos de distintos flavonoles  y resveratrol. Gracias a esto es un perfecto aliado en la prevención y tratamiento coadyuvante de las infecciones del tracto urinario, careciendo además de efectos secundarios.

En infecciones recurrentes, por ejemplo durante el verano, el Arándano se pude consumir a nivel preventivo (una toma por la noche) durante largos periodos de tiempo. Aunque también se puede utilizar como apoyo de los antibióticos durante el curso de la infección (dos tomas diarias, una cada 12 horas).

En el mercado podemos encontrar diversos complementos alimenticios a base de Arándanos. Debemos fijarnos siempre que especifique Arándano Rojo Americano o Cranberry, ya que otros arándanos no cuentan con PAC-A sino que son de tipo B.  Comprobaremos además la cantidad de PAC-A  que contienen, lo ideal son 120mg a repartir en dos tomas.

Otros nutrientes que pueden acompañar y completar su acción son Vitaminas como la C y la B9 (ácido fólico), o fermentos lácticos que ayudan a nuestro sistema inmunológico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *