Consejos para cuidar tu salud cardiovascular

¿Cómo mejorar la salud de nuestro corazón?

25 septiembre 2017

Una alimentación equilibrada, 30 minutos diarios de ejercicio y evitar el estrés son las principales recomendaciones con motivo del Día Mundial del Corazón

“Educar la mente sin educar el corazón no es educar en absoluto”.

Y literalmente hablando (o escribiendo) os planteamos… ¿La sociedad es verdaderamente consciente de lo importante que es la salud cardiovascular? ¿Realmente, seguimos unas rutinas diarias adecuadas para mejorar nuestra calidad de vida?

Coincidiendo con el Día Mundial del Corazón, que se celebra el 29 de septiembre, queremos hacer un repaso a las principales recomendaciones de los especialistas para tener un corazón fuerte y sano. Y se trata de actitudes que debemos practicar desde pequeños para no pagar las consecuencias cuando seamos adultos. Y, sino, analicemos las cifras que nos rodean.

¿Sabías que las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo?

La enfermedad cardiovascular (ECV), que incluye las enfermedades cardíacas y cerebro-vasculares, es actualmente responsable de 17,5 millones de muertes prematuras. Y si no cambiamos nuestros hábitos, se estima que esa cifra crecerá y alcanzará los 23 millones de muertes en el año 2030.

Para celebrar el Día Mundial del Corazón, la Fundación Española del Corazón ha protagonizado una campaña en la que solicita que nos unamos a su movimiento haciendo pequeños cambios en nuestras rutinas para controlar algunos de los factores de riesgo que pueden pasarnos factura.

Sin duda,  mantener hábitos saludables disminuye el envejecimiento de las arterias coronarias (que son las arterias que abastecen al corazón) y disminuye un 80 por ciento el riesgo de muerte a causa de los ataques.

En YoMeCuido este problema nos preocupa mucho, por lo que no hemos dudado ni un segundo en unirnos a la Fundación aportando nuestros consejos. Así que, aquí van 3 sencillas propuestas que pueden cambiarte la vida.

Recomendaciones básicas para cuidar tu salud cardiovascular
Recomendaciones básicas para cuidar tu salud cardiovascular

1. EJERCITA TU CORAZÓN

El sedentarismo es tu principal enemigo. Mantener tu cuerpo y tu mente activos, no sólo beneficiará a tu corazón sino que, te ayudará a sentirte mejor contigo mismo.

Realiza ejercicio físico de forma regular, como mínimo, 3 días a la semana durante 30 minutos. Si no practicas ningún deporte de manera habitual, sal a caminar en algún rato libre (olvídate un poco del coche) o vete a nadar. Cambia el ascensor por las escaleras y apúntate a alguna actividad con la que disfrutes para que no sea tan complicado activar tu cuerpo, como por ejemplo baile, aerobic, pilates…

2. ALIMÉNTATE CON CABEZA

No nos cansamos de repetir que somos lo que comemos. A la larga, los excesos acaban dañando el principal motor de nuestro cuerpo, dado que la composición de muchos alimentos pueden ir malgastando y deteriorando su funcionamiento: véase grasas, azúcares, toxinas…

  • Come 5 veces al día. Poca cantidad y de manera más frecuente para que no nos metamos atracones al final del día por ansiedad o mala alimentación.
  • Alimentación saludable: Las frutas y las verduras no pueden faltar en tus platos diarios.  Los productos frescos siempre son mejores que los procesados (precocinados o en conserva). Además de la carne, también existe el pescado.
  • ¡Cuidado con la sal! En caso de hipertensión arterial reduce la ingesta de sal. Es más fácil de lo que te imaginas, pues acabarás disfrutando mucho más del sabor natural de los alimentos. En sustitución puedes usar sal del Himalaya, especias, hierbas aromáticas y adobos, para potenciar el sabor de la comida.
  • Comer despacio y sírvete la cantidad que te vayas a ingerir. Los excesos nunca son buenos.
  • Fuera el alcohol y el tabaco: Sin duda, estos dos factores son clave para el empeoramiento de la salud cardiovascular, así como de otros órganos. Las calorías de este tipo de bebidas son contraproducentes para la sangre y la toxicidad de los cigarrillos merma nuestra calidad de vida.
  • Mantén un peso adecuado por debajo de un índice de masa corporal de 25.
  • Complementa tu alimentación de forma natural: La dieta mediterránea, entre otros compuestos, contiene una “grasa cardiosaludable” que se llama ÁCIDO ALFA LINOLÉNICO (ALA). Es un ácido graso omega 3 derivado de los vegetales que el ser humano necesita consumirlo a través de algunos alimentos de origen vegetal como el aceite de Chía o cómo suplementos nutricionales ya que el organismo no lo puede fabricar. El ácido alfa linolénico actúa a través de varios mecanismos que llevan salud a las arterias y que impiden el desarrollo de enfermedad cardiovascular: aplaca la inflamación de los vasos sanguíneos, disminuye la generación de coágulos, tiene efectos anti arrítmicos y protege la pared de las arterias. Además, es bien conocido su efecto en disminuir el valor de los lípidos de la sangre como los triglicéridos, el colesterol total y el colesterol malo (LDL).LEVADURA ROJA DE ARROZ Se trata de uno de los ingredientes más efectivos y apreciados por aquellas personas con problemas sanguíneos. Su principal acción es la reducción del colesterol y los triglicéridos y, por tanto, también favorece la disminución de riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.GINKGO BILOBA se revela como suplemento para afinar la sangre y prevenir la formación de coágulos.GERMEN DE TRIGO: Al ser rico en potasio, ayuda a una buena circulación, regulando la presión arterial, incluso podría prevenir enfermedades reumáticas o artritis.ACEITE DE ONAGRA: Es rica en ácidos grasos esenciales poliinsaturados, los cuales son fundamentales para un correcto desempeño de las células del cuerpo. Ayuda a reducir el colesterol, la presión arterial contra ataques al corazón.

3. CONTROL MÉDICO

  •  Controla tu presión sanguínea. La presión arterial excesivamente alta es el factor de riesgo más importante de ECV.
  • Mantén a raya tus niveles de colesterol y tu Indice de Masa Corporal.
  • Vigilar tu nivel de glucosa en sangre. Si la diabetes no se diagnostica y trata a tiempo, aumenta el riesgo de las enfermedades cardíacas y cerebrovasculares.
  • Intenta alejarte de situaciones que te provoquen angustia o estrés.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *