¿Por qué no todos los complementos de colágeno son iguales?

7 septiembre 2015

El colágeno es esencial para la elasticidad y la flexibilidad de los órganos y para la integridad de las estructuras.

Bien sea por razones científicas o comerciales,  cuando nos enfrentamos a la elección de tomar un complemento con colágeno nos asaltan varias dudas, como son su  procedencia, cómo se asimila o también si es importante tomarlo o no junto con otros nutrientes . Pues bien, según se desprende de diferentes estudios científicos no todos los colágenos son iguales,  ni se asimilan igual. Pero, antes de entrar en materia,  tenemos que saber qué es el colágeno y cómo afecta su carencia a nuestro organismo, principalmente, huesos, cartílago y piel.

¿Qué es el colágeno?

El Colágeno es una proteína esencial presente en una de cada cuatro moléculas que componen nuestro cuerpo. Se corresponde aproximadamente al 7% de nuestra masa corporal. Sólo en la piel, nuestro órgano más grande, el colágeno estaría representando en el 70% de su peso. Además del cartílago en un 67%, pulmones 10% e hígado 4%, entre los más importantes.

El Colágeno es esencial para la elasticidad y la flexibilidad de los órganos y para la integridad de las estructuras. La fibra de colágeno se mezcla con facilidad con una amplia gama de sustancias y minerales produciendo notables efectos en la arquitectura tisular. Como ejemplo, en la estructura de la piel,  el colágeno y  la elastina forman una red. En los huesos, el colágeno se mezcla con cristales de calcio, proporcionando una estructura rígida. En los cartílagos, se combina con la elastina y la matriz extracelular, creando un gel que absorbe los impactos entre las articulaciones.

De esta forma, el 99% del total del colágeno presente en nuestro cuerpo se encuentra en los diferentes tejidos conectivos como son los tendones, los ligamentos, la piel, el cartílago, la estructura de los ojos y prácticamente todos los órganos internos, superficie de las células, cabello y placenta.
Según se desprende de diferentes estudios científicos, el colágeno presente en nuestro cuerpo se reduce de forma paulatina a partir de los 25 años. Incluso se barajan cifras de un 40% de reducción en la producción de colágeno a los 60-65 años. Pero además de la edad, nos encontramos con otros factores determinantes que hacen que nuestro cuerpo pierda colágeno como son estrés, tabaco, exposición solar, mala alimentación, polución, falta de sueño o simplemente por desgaste al realizar ejercicio físico. Estas son algunas de las principales razones del deterioro o pérdida del colágeno con la consecuente pérdida de elasticidad y firmeza que se puede apreciar en piel, cabello y uñas. Los dolores articulares y musculares también son un claro aviso. También, podemos achacar a la falta de esta proteína problemas oculares, dentales o deficiencias circulatorias o ciertos problemas dentales.

Colágeno a través de la nutrición

Pero, ¿Cómo podemos ralentizar o prevenir los problemas derivados de la falta de colágeno? En la actualidad cada vez son mayores los avances en  este sentido y todo parece indicar que una dieta rica en aminoácidos podría ayudarnos a mejorar nuestro aporte de colágeno.

Los aminoácidos son la parte que constituye una proteína y las proteínas son lo que construye la estructura de cualquier organismo vivo. Por esta razón, el organismo necesita aminoácidos constantemente y muchos de ellos son de los llamados esenciales, que no son producidos por el organismo, sino que hay que ingerirlos con la dieta.  En las últimas décadas se han generalizado los problemas de salud  a causa de una deficiente alimentación. Por esta razón, parece no sólo lógico, sino también conveniente el suplementar nuestra dieta con alimentos y complementos alimenticios ricos en colágeno.

Resumiendo  y  basándonos en las investigaciones científicas que lo certifican, un buen complemento de colágeno depende en gran medida de su procedencia,  calidad y asimilación, y no menos importante la combinación de éste con otros nutrientes como son la Vitamina C, el Ácido Hialurónico o el Magnesio.  

2 pensamientos sobre “¿Por qué no todos los complementos de colágeno son iguales?”

  1. Hola yo tomo Collmar desde hace ya unos años. La verdad es que empecé con Colnatur y cuando probé Collmar noté mucha más mejoría y más rápido. Ahora tomo el de limón. Lo que me gustaría saber si hay que hacer descansos o da igual, en la herboristería me dicen que no hace falta. Yo tengo problema de lumbares y ligamentos y, aunque el dolor no se va del todo, la verdad es que si se nota mejoría, o yo por lo menos la he notado.

    1. Buenas Maricarmen, gracias por escribirnos. Nos alegra muchísimo que estés notando los resultados con nuestro Colágeno Marino Hidrolizado.

      Efectivamente, el Collmar se puede tomar de manera continuada, sin necesidad de hacer descansos, debido a su formulación. Puedes estar tranquila 🙂 Y no dudes en trasladarnos cualquier otra pregunta a través de este blog o de nuestras redes sociales. ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *