La cúrcuma es rico en Curcumina, un antiinflamatorio natural

Cúrcuma, un antiinflamatorio natural

17 noviembre 2016

La Cúrcuma posee actividad antioxidante y antiinflamatoria, ayudando con dolores premenstruales, dispepsias y molestias en articulaciones

Qué es la Cúrcuma

La Cúrcuma o Azafrán de la India, de color amarillo intenso, se extrae de la raíz de una planta herbácea del mismo nombre, característica de zonas cálidas y húmedas. Su nombre botánico es Curcuma longa. A lo largo de la historia se ha usado como colorante, como especia y también con fines medicinales. En la medicina ayurvédica se utiliza para el tratamiento de úlceras pépticas, dolor e inflamación en enfermedades reumáticas, amenorrea, dismenorrea, diarrea, epilepsia y problemas dermatológicos.

Los componentes más importantes de la Cúrcuma, y los que han demostrado mayores efectos farmacológicos, son un grupo de compuestos llamados curcuminoides, principalmente la Curcumina. La Curcumina posee actividad antioxidante y captadora de radicales libres, antiinflamatoria, antibacteriana, antiviral y antifúngica.

Podemos comprar Cúrcuma  en cualquier supermercado (un  bote especiero con Cúrcuma en polvo para dar sabor a nuestros platos) pero también como extracto seco en parafarmacias, farmacias, herbolarios y centros de dietética. Esta opción, nos permite utilizarlo como complemento alimenticio y que nuestro organismo aproveche de forma más eficiente sus cualidades. Es recomendable comprobar si están titulados en Curcumina y la cantidad por dosis diaria que estamos tomando de este principio activo natural.

Beneficios de la Cúrcuma: antiinflamatorio y antioxidante

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprueba su empleo tradicional para incrementar la secreción biliar en el tratamiento de la indigestión: sensación de plenitud, flatulencia y digestiones lentas. No obstante, a algunas personas les causa precisamente irritación gástrica y flatulencias como efecto secundario, según la dosis. No es recomendable para personas con alteraciones y obstrucciones biliares previas.

La OMS y la Comisión Europea la indican para dispepsias (molestias digestivas tras la ingesta, como pesadez, nauseas, ardor, dolor de estómago o flatulencia) hiper o hiposecretoras y meteorismo (acumulación de excesiva cantidad de gases en el intestino o estómago).

Pero el mayor potencial de la Cúrcuma está siendo actualmente investigada medicina moderna: su acción antiinflamatoria y analgésica. Se ha demostrado, por ejemplo, que alivia los dolores premenstruales en mujeres que suelen tener síntomas muy severos.

Debido a la acción sinérgica entre las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes de la Cúrcuma, también puede resultar muy útil para ayudar a aliviar de forma rápida las molestias de articulaciones (dolores asociados a artrosis, artritis y reumatismos), esguinces y magulladuras. También se contempla el estudio de su poder expectorante, interesante en la aplicación de tratamientos para resfriados y gripes.

Bibliografía

  1. Jurenka JS. Anti-inflammatory properties of curcumin, a major constituent of Curcuma longa: a review of preclinical and clinical research. Altern Med Rev 2009; 14: 141-153.
  2. Khayat S, Fanaei H, Kheirkhah M, Moghadam ZB, Kasaeian A, Javadimehr M. Curcumin attenuates severity of premenstrual syndrome symptoms: A randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Complement Ther Med. 2015; 23 (3): 318-24. doi: 10.1016/j.ctim.2015.04.001.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *