¿Cansancio, palidez, problemas de concentración...? Falta de hierro

Decaimiento, irratibilidad, palidez... Síntomas de falta de hierro

12 agosto 2019

El hierro es el elemento básico para estar con plena capacidad de rendimiento mental y físico en nuestro día a día. ¿Cómo nos aseguramos de su ingesta?

El hierro es el elemento básico para estar con plena capacidad de rendimiento y energía en tu día a día.

Seguramente has pasado épocas en que has experimentado más cansancio del habitual y lo has atribuido a sufrir «algo de anemia», porque se trata de una alteración bastante común. Sin embargo, no hay que dejarlo pasar sin más.

El hierro es una sustancia indispensable para mantenernos activos. Si nos falta hierro, el cuerpo no aprovecha el oxígeno que recibimos, lo cual repercute sobre cómo te sientes y el modo en el que te comportas.

Hay que tener en cuenta que el hierro es el mineral, tras el calcio, que alcanza mayor concentración en el organismo humano con una cantidad aproximada de entre 3 y 5 g. Todas las células lo necesitan y también desempeña un papel fundamental en las tareas de regeneración, formación de colágeno, defensa inmunitaria y producción de hormonas.

PRINCIPALES SÍNTOMAS DE LA FALTA DE HIERRO

¿Te cansas más?

Cuando la musculatura no recibe oxígeno (que usa para generar energía) esto se traduce en cansancio y falta de fuerza, así como problemas para concentrarse.

¿Irritabilidad?

La deficiencia crónica de hierro también interviene en la manera en la que tus neuronas se comunican entre sí a través de los neurotransmisores. Cuando hay déficit de este mineral, este proceso se ve afectado y aparece un estado de ansiedad e irritabilidad característico.

¿Falta de ánimo?

El hierro interviene en el metabolismo de algunos neurotransmisores implicados en el estado de ánimo, llegando, incluso, a aumentar el riesgo de afrontar con días con menos ánimo y mayor tristeza.

¿Piel pálida?

La hemoglobina es la que da la coloración roja a la sangre. Cuando desciende, ya sea por una falta de hierro o por otra causa, la piel se ve más pálida.

¿Taquicardias y dolor de cabeza?

Cuando es grave, la anemia ferropénica es capaz de producir taquicardias, y también palpitaciones, que desaparecen al tratarla. Si notas ambos síntomas, acude al médico para empezar a tratarla.

¿Cabello y uñas más débiles?

El pelo recibe los nutrientes a través de los vasos sanguíneos del folículo piloso. Cuando el hierro desciende (incluso sin llegar a sufrir una anemia), tu cabello lo acusa y se ve más delgado y quebradizo.

CONSEJOS PARA HACER FRENTE AL DÉFICIT DE HIERRO

  • Alga Chlorella: es uno de los superalimentos más ricos en nutrientes, dado su alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales como hierro, zinc y fósforo. Es ideal para la elaboración de zumos, batidos, salsas o aliños para ensaladas. Recomendado para deportistas y aquellas personas que llevan una dieta vegana/vegetariana
  • Suplementos alimenticios con fórmulas naturales que combinen hierro con otras vitaminas y minerales, como el zinc o la biotina.
  • Jalea real, sustancia muy rica en vitaminas y minerales que contribuye a reforzar nuestro sistema inmunológico, así como a aportarnos esa dosis de energía que nos puede hacer falta en el día a día. En este caso, la jalea real suele ser el ingrediente principal de muchos multivitamínicos naturales.

 

imagen de manzana Artículos relacionados

Que quizás puedan interesarte

Mejillones en escabeche de Spirulina

Cocina con Superalimentos IV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *