Cómo prevenir la retención de líquidos

Empieza el nuevo año combatiendo la retención de líquidos

15 enero 2018

La cola de caballo, Vara de Oro, Diente de León o Enebro son algunas de las plantas que pueden ayudarte a eliminar el exceso de líquido del cuerpo

Propósito para 2018… ¿Combatir la retención de líquidos?

Aunque afecta en mayor medida a mujeres en determinadas épocas relacionadas con desajustes hormonales -como los días previos a la menstruación, el embarazo o la menopausia-, nadie está a salvo de de sufrir retención de líquidos.

Es más, esta patología suele aparecer por causas muy comunes como pueden ser:

  • El calor, que dilata los vasos sanguíneos y los deja más porosos, lo cual favorece la salida del agua de los vasos e impide que los tejidos puedan absorberla.
  • La inmovilidad prolongada, ya sea sentado o de pie.
  • Una alimentación rica en sal y/o pobre en proteínas.
  • Un desequilibrio hormonal, durante el embarazo, los días previos a la menstruación o a la menopausia.
  • Ciertos medicamentos, en particular los corticoides, los antihipertensivos, los tratamientos neurolépticos y los tratamientos hormonales.
  • Ciertas enfermedades: la insuficiencia venosa, renal o cardíaca alteran el sistema de regulación de fluidos y provocan edemas más o menos graves.

Por su parte, los principales síntomas de la retención de líquidos se manifiestan:

  • Por una hinchazón de los tejidos, afectando a los pies, a los tobillos y a las piernas.
  • También puede producirse hinchazón en el viente o en el rostro, sobre todo durante el periodo premenstrual.
  • Por último, el aumento de peso rápido también puede ser una manifestación de esta patología.

TRUCOS PARA EVITAR LA RETENCIÓN DE LÍQUIDOS

1- Evita llevar ropa muy ajustada: Las prendas que nos aprietan demasiado obstruyen la circulación y dificultan la correcta expulsión de los líquidos, siguiendo los cauces habituales del organismo. Y, con ello, también entran los calcetines o la talla de los zapatos. Elude llevar calzado muy justo o tu cuerpo se resentirá.

2- Practica algo de ejercicio: Es obvio que, debido al trabajo, muchas personas permanecen sentadas casi todo el día, algo que cuesta mucho rectificar cuando se vuelve a casa debido a que el cansancio impide poder realizar cualquier ejercicio físico. En la oficina, intenta levantarte cada hora para destensar los músculos y da pequeños paseos o aprovecha para ir al baño. Por otro lado, incorpora en tus rutinas un mínimo de 30 minutos de actividad física: vete caminando a la compra, sube por las escaleras, aparca algo más lejos de tu casa para andar un poco más…

3. Bebe dos litros de agua al día: Si el consumo de agua es insuficiente, hay que aumentarlo bebiendo todo tipo de líquidos (agua, té, sopa), consumiendo alimentos ricos en agua (alcachofa, col, espárrago, sandía, pepino, zanahoria, lechuga) y en potasio (legumbres, cereales, germen de trigo y levadura).

4. El descanso es fundamental: Dormir el número de horas recomendadas es importantísimo para una vida sana, pero para prevenir la retención de líquidos especialmente, sobre todo si esta se produce con más frecuencia en los miembros inferiores.

5. El cuidado en la alimentación: Lo primero que hay que hacer es reducir el consumo de sodio. Una de sus principales fuentes es la sal que empleamos para cocinar, por lo que es necesario disminuir al máximo su consumo.

Si la retención de líquidos se debe a una fragilidad de los capilares, el consumo de frutos rojos, cítricos y té verde, ricos en vitaminas E y P, permite reforzar la pared.

Por otro lado, no limites demasiado el consumo de proteínas, que debe ser suficiente para asegurar una buena reabsorción del agua. Las nueces, almendras y cereales complejos son excelentes fuentes proteicas y, además, sacian el apetito.

No te olvides de los alimentos con propiedades diuréticas, como la piña, la papaya, el pomelo o incluso la endivia, los espárragos, el apio y la alcachofa.

A nivel natural, la cola de caballo, Vara de Oro, Diente de León o Enebro también pueden ser unos grandes aliados para el correcto funcionamiento del cuerpo. Puedes tomarlos en infusiones o a través de diferentes complementos alimenticios que aprovechan los extractos de cada una de estas plantas ayudando a depurar nuestros organismo y a eliminar las sustancias tóxicas que se acumulan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *