Equinacea, fitoterapia para los resfriados

Equinácea, fitoterapia para los resfriados

19 octubre 2015

La Equinácea es una planta milenaria utilizada tradicionalmente por sus excelentes propiedades inmunoestimulantes frente catarros, gripes y otras afecciones

Equinácea para prevenir gripes y resfriados

En pleno otoño, son nuestras defensas las que empiezan a reclamar nuestra atención. Los resfriados y las gripes ya están aquí!  Estamos, no hay duda, ante uno de los agentes externos que más afectan a nuestro sistema inmune. El viento, el frío y los cambios bruscos de temperatura producen catarros y gripes que proliferan a nuestro alrededor. Para prevenir sus efectos o calmarlos,  cuando ya están aquí, la equinácea es una excelente solución de fitoterapia, respaldada, además, por interesantes estudios científicos.

Los indios usaban la equinácea para curar heridas y mordeduras de serpientes

La equinácea es una planta con flores muy grandes de color rosa y parecidas a las margaritas.  Originaria de América del Norte, es utilizada desde la antigüedad por los indios americanos para curar las heridas producidas por las flechas o las mordeduras de las serpientes. También tenía aplicaciones como desinfectante y bactericida. Fue en el siglo XX, con los primeros estudios científicos sobre fitoterapia,  cuando se adoptó por la medicina tradicional  para tratar y prevenir catarros y gripes, así como otras infecciones respiratorias.

En total existen 23 subespecies de Equinácea, de las cuales 10 son aptas para el consumo humano. Las tres variedades más extendidas y utilizadas por la fitoterapia moderna son Equinácea Purpúrea, Angustifolia y Pallida. Se trata de una planta muy rica en vitaminas B y C, riboflavina, betacarotenos y minerales como el Hierro, el Calcio, el Magnesio y el Sodio. Para su uso medicinal,  se emplea desde la raíz hasta las flores, incluidas semillas, hojas y tallos.

¿Qué dice la fitoterapia sobre la Equinácea?

La Equinácea o Echinacea se puede tomar de forma preventiva antes de la temporada de resfriados o cuando ya nos encontramos con los primeros síntomas. Es una de las plantas medicinales más estudiadas, con cientos de investigaciones que avalan sus propiedades para fortalecer el sistema inmune. En Fitoterapia,  estas propiedades se atribuyen a la acción conjunta de componentes como los polisacáridos, los ácidos fenólicos libres y los flavonoides. Todavía no se sabe con exactitud qué componente en concreto es el responsable de los beneficios. Se dice que fortalece el sistema inmune,  porque incrementa el número de las células responsables de la respuesta del organismo a las infecciones, los glóbulos blancos o leucocitos. También parece que estimula el proceso llamado fagocitosis, por el cual estas células destruyen las sustancias extrañas o agentes infecciosos.

La Equinácea también es usada para tratar problemas en la piel como herpes, eczemas o psoriasis, que suelen ser frecuentes  cuando tenemos las defensas bajas.

Estudios específicos sobre la Equinácea y la Gripe

Un estudio reciente de la Universidad de Giessen, en Alemania, reveló que la Equinácea inhibía el virus de la gripe A. Este trabajo aporta nuevas evidencias sobre los beneficios de la equinácea en la prevención y el tratamiento tanto de la gripe común, que ya se conocía, como de la gripe A

De este modo, la Equinácea  se ha convertido en una  de las hierbas medicinales más populares en el mundo,  usadas contra el resfriado común y la gripe, reconocida también por estimular el sistema inmunológico y ayudar al cuerpo a combatir infecciones.

¿Y tú, ya has usado la Equinácea? Cuéntanos tu experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *