Tu hígado sano con una dieta detox

23 noviembre 2015

El hígado es un órgano indispensable para eliminar toxinas y otros elementos nocivos para nuestro organismo. Manténlo sano a través de la alimentación. 

Hígado, cuando nuestro organismo da la voz de alarma

Nuestro organismo, una vez alcanzado un nivel de toxinas, debe de reiniciarse, algo así como el reseteo de un ordenador, o ¿No habéis tenido nunca la sensación de que nos hemos pasado con la comida y sentimos una sensación de pesadez y malestar continuo?
A lo largo de nuestra vida, nuestro cuerpo crea varias alertas para avisarnos de que algo no va bien y suele ser nuestro hígado, el que más sufre cuando lo sometemos a excesos.
Los cambios de estación, las temporadas de estrés o las comilonas de la navidad provocan problemas en este órgano. En ocasiones puede ser una enfermedad genética o alteraciones  por algún tipo de medicación, pero la mayoría de las veces unos malos hábitos de vida, entre ellos, la alimentación rica en grasas o el alcohol, provocan graves problemas en el hígado. Entre las afecciones más comunes se encuentran el hígado graso, las transaminasas altas o la cirrosis que pueden poner en peligro nuestra salud.
Con unos buenos hábitos de vida, tales como alimentación rica en fruta y verdura, beber grandes cantidades de agua, evitar el sedentarismo y realizar una dieta détox por lo menos dos veces al año, mantendrán tu hígado en perfecto estado. ¿Hacemos la prueba?

El laboratorio de nuestro cuerpo, el hígado

Se trata de un órgano indispensable del que dependemos para eliminar bacterias, toxinas, pesticidas, medicamentos y otros elementos nocivos. Es lógico que en algún momento se colapse y necesite depurarse.
El hígado también es conocido como el laboratorio de nuestro organismo, ya que filtra la sangre y elimina las sustancias químicas nocivas. Además, crea la bilis que descompone la grasa y almacena diferentes nutrientes esenciales como vitaminas, minerales y azúcares. También, metaboliza las grasas, proteínas e hidratos de carbono y es útil en la asimilación de vitaminas liposolubles, almacenando la sangre adicional que puede ser liberada cuando así lo demande el organismo.
Por todas estas razones, nuestro hígado debe de encontrase siempre saludable, ya que cuando no funciona correctamente es incapaz de realizar sus más de 500 funciones.

Detox y alimentación rica en frutas y verduras

Una o dos veces al año nos viene muy bien depurar nuestro hígado a través de dietas detox. Te aconsejamos hablar con tu médico antes de empezar, ya que es importante comprobar tus necesidades nutricionales en ese momento. Las dietas Detox son bajas en calorías en las que se desintoxica y purifica el organismo y, además, puedes aprovechar para perder algún kilo que te sobre. Las dietas détox más sencillas se suelen hacer de tres a siete días, tomando líquidos en abundancia y alimentos lo más puros y naturales posibles, casi siempre a base de frutas y verduras, como la cebolla, la alcachofa, los puerros, los espárragos o el kiwi, la manzana, la pera y el pomelo. De esta forma el cuerpo, que no gasta demasiada energía en la digestión, se ocupa de depurar nuestro exceso de toxinas y grasas. Y si son alimentos ecológicos, libres de tóxicos y sulfatos químicos mucho mejor.

Fitoterapia para cuidar nuestro hígado

La fitoterapia lleva años encargándose de buscar los mejores remedios naturales para ayudar al proceso de desintoxicación porque apoyan el hígado, que es el encargado de depurar las toxinas, fabricar bilis y facilitar la digestión de las grasas.
Entre los compuestos más conocidos y utilizados están el Cardo Mariano, el Boldo, el Diente de león, el Desmodium, la Cola de Caballo o la Alcachofa.

CARDO MARIANO
Por su contenido en Silibina contribuye a la regeneración celular del hígado. Las semillas de Cardo Mariano contienen un grupo de tres compuestos, Silibinina, Silidianina y Silicristin, que se conocen colectivamente como Silimarina. También, destaca su contenido en Vitamina C, Betacarotenos y Minerales como Calcio, Magnesio, Potasio y Selenio.

DESMODIUM
Protege las células del hígado de las sustancias nocivas. Presenta un alto contenido en proteínas y minerales como Azufre, Calcio, Cobre, Fósforo, Hierro, Magnesio o Zinc. También hay que mencionar, en lo que a su composición química se refiere, determinados ácidos grasos como el Láurico, Oleico, Linoleico o Araquidónico, entre otros.

DIENTE DE LEÓN
Restaura la función biliar y hepática. Entre sus principios activos más interesantes, se encuentran la Inulina, la Sacarosa, Vitaminas del grupo B, especialmente Ácido Fólico, Colina, Betacarotenos y Potasio.

Pues ya sabéis que para que nuestro organismo funcione correctamente y en especial este órgano tan importante que es el hígado, debemos cuidar nuestra alimentación mediante las plantas, frutas y verduras que nos trae la siempre sabia naturaleza y animarnos a hacer una dieta depurativa por lo menos una vez al año.

imagen de manzana Artículos relacionados

Que quizás puedan interesarte

Ácido fólico, embarazo y más

Top 5 posts más exitosos de 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *