Jarabe de cebolla, miel y malva

Jarabe de cebolla, un remedio natural e infalible contra la tos

16 abril 2018

El jarabe de cebolla contiene aceites esenciales con propiedades expectorantes que actúan contra la tos como un antibiótico natural

Muchos lo conoceréis como el remedio de la abuela contra la tos. Y es que el jarabe de cebolla se ha consolidado entre numerosas generaciones como uno de los ‘antídotos’ naturales más eficaces contra cualquier dolencia pulmonar, como puede ser la bronquitis, el asma o la tos, entre muchos otros problemas.

Su elaboración es muy sencilla, pero también se comercializa desde hace años debido a su popularidad y efectividad tanto en niños como pequeños, sobre todo en el caso de aquellas personas que quieren evitar el consumo excesivo de medicamentos desde edades tan tempranas.

Para los que estén menos familiarizados con las propiedades de la cebolla, es importante destacar que se trata de una planta herbácea bienal con componentes activos que fortalecen el sistema inmunológico y funcionan como antiinflamatorio y expectorante natural.

Estos principios activos contienen aceites esenciales con propiedades expectorantes que actúan contra la tos como un antibiótico natural y flavonoides que mejoran el sistema circulatorio.

Por otro lado, la cebolla también es rica en minerales y oligoelementos responsables de favorecer la eliminación de líquidos. Y, además, contiene vitaminas C y E y del grupo B (ácido fólico).

Los beneficios directos del jarabe de cebolla contra la tos

Hemos de saber que la tos es un mecanismo de defensa del cuerpo producido por un vaciado explosivo de aire en los pulmones. Tiene como fin expulsar sustancias dañinas presentes en las vías respiratorias y, como muchos ya habréis comprobado, podemos sufrir tos seca o productiva.

La tos seca es, a menudo, uno de los primeros signos de resfriado y puede derivar en tos productiva (con flemas) al cabo de unos días.

Para tratarlas o prevenirlas existe una gran cantidad de plantas medicinales, como el tomillo o la raíz de malvavisco que, en muchas ocasiones, también se añaden al jarabe de cebolla para potenciar su efecto, como ocurre con la miel.

La combinación de miel y cebolla es un remedio natural que desde la antigüedad se ha utilizado como antitusivo. Ambos ingredientes tienen una acción antibiótica y expectorante que puede ayudar a reducir los síntomas de la tosa para que no se conviertan en un problema mayor.

  • Gracias a este jarabe se favorece la eliminación de bacterias
  • Estimula la limpieza de las vías respiratorias
  • Depura el organismo de sustancias tóxicas
  • Gracias a las propiedades de la miel, ayuda a suavizar la garganta para calmar las irritaciones
  • No tiene efectos secundarios

Elaboración jarabe de cebolla y miel

  1. La elaboración de este jarabe es muy sencilla. Solo tendrás que cortar la cebolla en pequeños trozos y colocarla en un tarro de cristal. Lo más idóneo es escoger cebollas moradas porque son las que tienen más quercitina.
  2. Después, añade la miel cruda hasta cubrir la cebolla y deja macerar durante toda la noche.
  3. Pasado este tiempo, puedes ir consumiéndolo en cucharadas.

LO PEOR: El único punto en contra de este remedio es que cuenta con un sabor bastante fuerte, lo que hace que los más pequeños no se sientan excesivamente atraídos por él cuando están enfermos. De ahí que se comercialicen jarabes de cebolla con aromas más dulces, como por ejemplo frutas del bosque, para poder beneficiarnos de todas las propiedades sin excusa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *