Los dolores musculares son uno delos síntomas de la falta de magnesio en el organismo

La importancia del magnesio en nuestro metabolismo

30 octubre 2017

El magnesio participa en más de 300 reacciones bioquímicas. Su déficit provoca molestias musculares, dolores de cabeza, fatiga o pérdida de apetito

El magnesio juega un papel importante en nuestro metabolismo. Participa en más de 300 reacciones bioquímicas, estando implicado en la producción de energía, regulación del metabolismo de la glucosa y los lípidos, además de la correcta formación de huesos y dientes.

Se han observado deficiencias moderadas de magnesio en personas con hipertensión, síndrome metabólico y diabetes mellitus. De hecho, se ha demostrado que la administración de suplementos de magnesio tiene un efecto positivo sobre la presión arterial y los parámetros gluco-metabólicos.

Además de relajante muscular, también juega un papel en la regulación del reloj biológico.

A pesar de su importancia, según indica el estudio Anibes, más de la mitad de la población española no ingiere la cantidad diaria recomendada (RDA) de magnesio, ni a través de la dieta, ni mediante suplementos dietéticos, siendo esta ingesta menor al  80% de lo recomendado.

Síntomas de la falta de magnesio

La falta de magnesio en nuestro cuerpo puede provocar:

  • Dolor de cabeza y mandibular por tensiones
  • Fatiga, cansancio y debilidad
  • Pérdida de apetito
  • Calambres menstruales
  • Insomnio y ansiedad
  • Taquicardias
  • Hormigueos, entumecimientos y temblores…

¿Cuáles son las fuentes de magnesio en los alimentos?

Entre los alimentos que contienen magnesio se encuentran los vegetales de hojas verdes, frutos secos, semillas, chocolate negro (superior al 75% de cacao) y algas. A continuación se muestra el contenido de magnesio en los alimentos comunes (expresado en miligramos) por 100 gramos:

  • Semillas de calabaza- 532
  • Salvado de trigo- 490
  • Germen de trigo- 336
  • Almendras- 270
  • Anacardo- 267
  • Melaza- 258
  • Levadura de cerveza- 231
  • Trigo sarraceno- 229
  • Nueces del Brasil- 225
  • Dulse (alga Palmaria Palmata)- 220
  • Avellanas- 184
  • Cacahuetes- 175
  • Mijo- 162
  • Grano de trigo – 160
  • Semillas- 142
  • Nueces- 131
  • Centeno- 115

Magnesio y deporte

Ingerir la RDA de magnesio impide la acumulación de ácido láctico tras el esfuerzo físico, y por lo tanto disminuye el tiempo de recuperación del organismo tras el esfuerzo. El magnesio es vital para la contracción y relajación de los músculos al hacer cualquier movimiento, tanto voluntarios como involuntarios.

Los estudios han demostrado que la necesidad de magnesio aumenta a medida que el nivel de actividad física de los individuos aumenta. Una reducción en la capacidad de realizar ejercicio puede ser una alerta de la deficiencia de magnesio en el organismo. Una vez restablecidos los niveles de este mineral, la resistencia ante el esfuerzo vuelve a aumentar.

 ¿Debemos suplementarnos?

La RDA (ingesta diaria recomendada) de magnesio para mujeres adultas es de 310 mg y para hombres de 400-420 mg. Pero nuestros hábitos de vida afectan a la absorción de magnesio.

El consumo elevado de alcohol, café o azúcar, contribuyen a reducir los niveles de magnesio en el organismo.

RDA de magnesio

Bebés:

  • Menores de 6 meses: 30 mg/día*
  • De 6 meses a 1 año: 75 mg/día*

*IA o ingesta adecuada

Niños:

  • De 1 a 3 años: 80 mg
  • De 4 a 8 años: 130 mg
  • De 9 a 13 años: 240 mg
  • De 14 a 18 años (varones): 410 mg
  • De 14 a 18 años (mujeres): 360 mg

Adultos:

  • Hombres adultos: 400-420 mg
  • Mujeres adultas: de 310-320 mg
  • Embarazadas: de 350-400 mg
  • Mujeres lactantes: de 310-360 mg

En algunos casos, consumir alimentos fortificados y suplementos dietéticos podría aportar nutrientes que, de lo contrario, no se consumirían en las cantidades mínimas recomendadas.No obstante, la suplementación no debería ser nuestra primera opción. Según las Guías alimentarias para los estadounidenses (Dietary Guidelines for Americans), las personas deben obtener la mayoría de los nutrientes de los alimentos.

El magnesio que se encuentra naturalmente en los alimentos es inocuo y no hace falta limitar su consumo. En la gente sana, los riñones eliminan el exceso a través de la orina. Pero hemos de tener en cuenta que no se debe superar el límite máximo de magnesio proveniente de suplementos dietéticos y medicamentos, salvo que sea por recomendación médica.

En individuos sanos, es importante comenzar recomendando la ingesta diaria de más frutos secos y semillas y reducir la cantidad de productos alimenticios que puedan interferir con esa absorción, para conseguir llegar a esa RDA aconsejada.

Sin embargo, sí  que sería recomendable aconsejar el consumo de suplementos de magnesio a personas con hipocalcemia, ya que es una manifestación prominente de la deficiencia de magnesio en los seres humanos. Además el magnesio también es importante en el metabolismo y / o la acción de la vitamina D.

 

Bibliografía

  • Dietary Reference Intakes for Calcium, Phosphorus, Magnesium, Vitamin D, and Fluoride. (1997). Institute of Medicine (US) Standing Committee on the Scientific Evaluation of Dietary Reference Intakes. Washington (DC): National Academies Press (US)
  • Kass L, Weekes J, Carpenter L. (2012). Effect of magnesium supplementation on blood pressure: a meta-analysis. European Journal of Clinical Nutrition, 66, 411–418
  • Cosaro, S. Bonafini, M. Montagnana, E. Danese,M.S. Trettene,P. Minuz,P. Delva,C. Fava (2014). Effects of magnesium supplements on blood pressure, endothelial function and metabolic parameters in healthy young men with a family history of metabolic syndrome. Nutrition, Metabolism & Cardiovascular Diseases. Volume 24, Issue 11, Pages 1213–1220
  • Lindsy S Kass, Filipe Poeira. (2015). The effect of acute vs chronic magnesium supplementation on exercise and recovery on resistance exercise, blood pressure and total peripheral resistance on normotensive adults. Journal of the International Society of Sports Nutrition.
  • Jean Durlach, Nicole Pagès, Pierre Bac, Michel Bara, Andrée Guiet-Bara. (2005). Magnesium depletion with hypo- or hyper- function of the biological clock may be involved in chronopathological forms of asthma. John Libbey Eurotext.  Volume 18, numéro 1.
  • Brenda C. T. Kieboom, Maartje N. Niemeijer, Maarten J. G. Leening, Marten E. van den Berg, Oscar H. Franco, Jaap W. Deckers, Albert Hofman, Robert Zietse, Bruno H. Stricker, Ewout J. Hoorn. (2016) Serum Magnesium and the Risk of Death From Coronary Heart Disease and Sudden Cardiac Death. Journal of the American Heart Association.
  • http://www.fen.org.es/anibes/archivos/documentos/ANIBES_numero_14.pdf
  • Yijia Zhang, Pengcheng Xun, Ru Wang, Lijuan Mao, Ka He. Can Magnesium Enhance Exercise Performance? Nutrients2017, 9(9), 946
  • Sara Castiglioni, Alessandra Cazzaniga, Walter Albisetti, Jeanette A. M. Maier. (2013). Magnesium and Osteoporosis: Current State of Knowledge and Future Research Directions. 5(8): 3022–3033.
  •  

     

     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *