Los beneficios del aceite de onagra para la piel

El aceite de onagra y sus beneficios para la piel

20 noviembre 2017

Sus principios activos confieren a la onagra la capacidad de aportar firmeza y elasticidad a la piel, nutriéndola e hidratándola

Descubre las 10 principales propiedades para rostro y cuerpo del aceite de onagra

Seguro que has oído hablar en muchas ocasiones del aceite de onagra y de sus propiedades para reducir los síntomas del síndrome premenstrual (hinchazón de vientre, náuseas, dolor en las mamas…) y de la menopausia. (De ahí que se denomine popularmente como ‘la planta de la mujer’).

Pero, en esta ocasión, queremos centrarnos en sus beneficios para la piel y el cabello, debido a que se trata de un gran aliado para el cuidado de diversos problemas cutáneos bastante comunes a causa del frío, la alimentación o el paso de los años, entre otras cosas.

¿Qué es el aceite de onagra?

El aceite de onagra se extrae de las semillas pertenecientes a la planta del mismo nombre (o también conocida como prímula) y, aunque procede de América del Norte, fue introducido en Europa sobre el siglo XVII.

Cabe destacar que se trata de uno de los aceites vegetales más preciados en todo el mundo, ya que necesitan 10.000 granos de semillas para obtener un gramo de aceite.

Durante mucho tiempo, su uso era el que le dieron los nativos americanos: tratar enfermedades como el asma o sanar heridas y problemas en la piel, pero, en la actualidad, se han descubierto numerosos principios activos utilizados para mejorar el bienestar de nuestro organismo

Precisamente, la onagra posee un alto contenido en ácidos grasos esenciales, por este motivo siempre ha sido distinguido como un aliado para potenciar la belleza del rostro y del cuerpo.

Esto se debe a que favorece la creación de las propias hormonas del tejido activando el proceso de regeneración de la piel.

En este sentido, cuando nuestra dieta carece de estos ácidos grasos esenciales se pueden generar afecciones en el corazón, la circulación, el sistema inmunitario y el sistema nervioso, por lo que su consumo ayudará a reducir este tipo de anomalías.

También, pero en menor proporción, la onagra posee ácido linoleico, presente en láctos, semillas, frutos secos o aceites vegetales y muy recomendable para aumentar las defensas y ayudar a controlar el colesterol y los triglicéridos.

Entre sus numerosas aplicaciones, el aceite de onagra se ha convertido en un ingrediente muy demandado en muchos productos de cosmética natural o, incluso, en complementos alimenticios destinados a la belleza, salud y bienestar.

Se puede ingerir sólo, generalmente en perlas, pero sus beneficios para la piel aumentan cuando se combina con otros elementos como el aceite de borraja, la granada o el ácido hialurónico, por ejemplo.

¿Cómo actúa en nuestra piel y cabello?

1. Es muy hidratante

Mantiene un equilibrio de humedad en la piel proporcionando un aspecto radiante. De esta forma, evita una sequedad que impida el buen funcionamiento de las células.

2. Contra el envejecimiento

Su alto contenido en antioxidantes ayuda en la lucha contra los radicales libres, formados a causa del estrés, la contaminación o la exposición al sol, principalmente. Con el aceite de onagra conseguimos que la piel no se vea cansada, revitalizando las células de la piel para darle un aspecto saludable.

En este sentido, también combate los signos del envejecimiento prematuro (flacidez, arrugas…), promoviendo el mantenimiento saludable de colágeno y fomentando la elasticidad de la piel.

3. Como regenerador

Este aceite ayuda a la regeneración de nuevas células, así como la reparación de las dañadas para que la dermis no luzca opaca y desigual.

4. Aliado contra el acné

El uso regular del aceite de onagra puede proteger la piel de la formación de acné, evitando la sequedad y la infección y el crecimiento bacteriano.

5. Enemigo de los eccemas

La aplicación de este aceite en las zonas afectadas ayuda a aliviar las molestias causadas por eccemas en la piel. Calma la picazón y disminuye el color tan rosáceo que se produce. Si se consume como complemento a la dieta diaria, actuará contra la sequedad de la piel.

6. Disipa las manchas

Otra de las propiedades del aceite de onagra es mejorar el es manchas. El aceite es rico en ácidos grasos esenciales que tienen propiedades antiinflamatorias y ayudan a la piel para reducir el enrojecimiento y la picazón de ese modo el alivio de manchas. También contribuye a lograr una textura uniforme en el tono de la piel, actuando en la ojeras.

7. Mejora la circulación sanguínea

Debido a que favorece el sistema circulatorio, el aceite de onagra es capaz de conseguir que la sangre llegue con más fluidez hasta los folículos pilosos y que el cabello crezca más rápido y se vea más bonito y lleno de vida.

8. Nutre y fortalece el pelo

El masaje con aceite de onagra aumenta la circulación sanguínea del cuero cabelludo y reduce los daños externos. Si optamos por incluirlo en la dieta, también estaremos agregando suavidad al pelo y reduciremos su fragilidad.

9.  Mejora la textura del cabello

Dado que el aceite de onagra tiene altas cantidades de GLA o los ácidos grasos esenciales, evita que el cabello se vuelva excesivamente seco, especialmente cerca de los extremos del eje del pelo. Además, proporciona brillo.

No obstante, es recomendable utilizarlo tan solo una vez al mes para no engrasar el cuero cabelludo.

10. Evita la generación de caspa

Considerado un gran aliado contra la caída del cabello, las propiedades antiinflamatorias de la onagra ayudan a hacer frente a afecciones del cuero cabelludo causadas por los hongos o la caspa.

¿Cómo se utiliza?

Según la finalidad, el aceite de onagra será más apropiado un formato u otro. Por ejemplo, si lo que queremos es nutrir nuestro cabello, lo ideal es el formato líquido, ya que lo que haremos será aplicar el aceite directamente sobre el pelo.

Si, por otro lado, lo que queremos es atenuar los molestos efectos de la menstruación o mejorar el aspecto de nuestra piel, por ejemplo, el formato apropiado será en perlas, como complemento alimenticio a nuestra dieta equilibrada, o integrada en otro suplemento de nutricosmética  con otros ingredientes como pueden ser el colágeno, la biotina o el aceite de borraja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *