Cómo afrontar la menopausia durante el verano

Los 7 'imprescindibles' contra los síntomas de la menopausia en verano

15 junio 2018

El lúpulo, una planta que puedes encontrar en complementos alimenticios, ayuda a combatir los sofocos, el insomnio o el aumento de peso

¡Adiós complejos y miedos! La menopausia, por fin, está dejando de ser un tema tabú para la sociedad y, fundamentalmente, para las mujeres.

Con la llegada del verano, los síntomas de esta etapa de la vida de las mujeres se agravan debido a las altas temperaturas. Por ello, es importante seguir unas pautas que puedan ayudarte a ganarle la batalla a esos ‘bajones’ y sofocos que atacan sin piedad.

1. PROTEGE TU BIENESTAR

Si nunca has practicado ejercicios de relajación este es un buen momento. Prueba con el yoga o el pilates o, simplemente, aprovecha espacios abiertos como la montaña o la playa para caminar, despejar la mente, practicar respiraciones pausadas, escuchar música… También puedes adjudicar un rincón en tu casa en el que puedas refugiarte y encontrar esa tranquilidad que necesitas, dedicándote tiempo a ti misma de manera periódica. Ten en cuenta que este tipo de ejercicios disminuyen la tensión, la ansiedad o la angustia y mejoran la autoestima.

2. EL SEDENTARISMO NO ES BUENO

Si no practicas ningún deporte de manera habitual, oblígate a caminar todos los días, por lo menos, media hora. Te ayudará a evitar la retención de líquidos y la mala circulación y, además, fortalecerás huesos, articulaciones y músculos.

3. LA ALIMENTACIÓN, UN FACTOR CLAVE

Durante la menopausia, existe una tendencia a aumentar de peso. Pero, ¡calma! Puedes ‘atacar’ al enemigo de una forma muy natural:

– Modera el consumo de sal

– No mezcles féculas en la misma comida (pasta, arroz, patatas, quinoa…)

– El aceite de oliva debe ser tu aliado para todos tus platos debido a su contenido en Vitamina E, que favorece la producción de estrógenos.

– Incrementa el consumo de alimentos y especias termogénicas, como la pimienta, la cúrcuma, el jengibre…

–  Evita los estimulantes como el café y el té, y si lo haces que sea solo en el desayuno.

– Es importantísimo que tomes alimentos ricos en calcio para prevenir la osteoporosis.

4. PROTEGE TU PIEL

El desajuste hormonal también afecta a la piel porque la deshidrata y se vuelve menos elástica, se seca y se arruga. Por eso, es momento de nutrirla con ingredientes beneficiosos como vitamina E, borraja y onagra. A partir de los 30 años, el cuerpo deja de producir la cantidad necesaria de colágeno que se necesita, por ello es recomendable incorporarlo en la dieta para el cuidado saludable de piel y cabello.

5. CONTRA LA INCONTINENCIA URINARIA

Mantener en forma el suelo pélvico porque la carencia hormonal favorece la aparición de incontinencia urinaria y prolapso genital en mujeres que han tenido hijos y no han recuperado la musculatura del suelo pélvico.

6. SE PUEDE CONCILIAR EL SUEÑO SIN DIFICULTAD

Es muy común que durante la noche, la mujer se despierte con frecuencia y tenga dificultades para conciliar el sueño debido al aumento de temperatura, sudoración y enrojecimiento. Esto se puede evitar gracias a los beneficios de ingredientes naturales como la pasiflora o el espino blanco.

7. COMPLEMENTOS ALIMENTICIOS, SÍ

Generalmente, resulta bastante complicado poder cumplir al 100% con una dieta que nos aporte todos los nutrientes, minerales y vitaminas que necesitamos, por lo que resulta fundamental echar mano de complementos alimenticos que nos ayuden a minimizar o prevenir los síntomas de la menopausia de una manera totalmente natural. El lúpulo, por ejemplo, es un planta que contribuye a afrontar problemas tales como los sofocos, el decaimiento anímico, el insomnio o el aumento de peso. Combinado con otros ingredientes como la maca, el mango africano, el diente de león o la alcachofa te aportará el bienestar que tanto deseas.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *