Niños que empiezan el colegio con energía

Cómo conseguir que los niños empiecen el colegio con energía

23 septiembre 2015

La vuelta al cole conlleva una adaptación progresiva que supone un gran esfuerzo físico y psíquico para los niños. Adiós cansancio, bienvenida energía

Septiembre,  mes vital para alimentar la energía de los niños

Los niños ya han empezado el cole, este mes supone un cambio importante en los hábitos de los pequeños de la casa y de toda la familia. Llegan los madrugones, el verano queda atrás y sus horarios cambian drásticamente. Por eso, es normal que se sientan más cansados. Para muchos, además, toca cargar con pesadas mochilas, un montón de horas de clases y encima, llegan las actividades extra escolares con su ajetreo propio, deportes, parque para los más peques, etc.

¿Cómo recuperan los peques la energía tras la jornada escolar?

Los niños invierten una gran cantidad de nutrientes y calorías en una incansable actividad física que necesitan recuperar. ¿Y cómo la recuperan? Pues, aunque sabemos que no es tarea fácil, la solución se encuentra en una alimentación equilibrada con todos los nutrientes necesarios para su adecuado crecimiento y energía, sin olvidar unos horarios de comida, sueño y ejercicio apropiados al niño.

Hábitos de alimentación sana desde la edad más temprana

La problemática surge cuando observamos los cambios en la alimentación de los escolares, con un aumento del consumo de grasas y una disminución en la ingesta de hidratos de carbono y de fibra, debido al bajo consumo de cereales, verduras y fruta, lo que provoca también que los niños se encuentren por encima de su peso provocando  un cansancio mucho mayor.

Es importante tener en cuenta que la alimentación juega un papel esencial en la salud infantil y que es a esa edad temprana cuando se empiezan a crear los hábitos y los gustos por una dieta variada, rica en nutrientes.  Durante los primeros años de vida, si los niños mantienen una dieta equilibrada, lo más fácil es que su desarrollo en la edad adulta sea la correcta. Así, mantener una alimentación rica en proteínas, vitaminas y minerales aporta a los niños la energía que va a necesitar para su desarrollo físico e intelectual.

Los niños tienen más necesidades nutricionales que los adultos

Las necesidades nutricionales de los niños se ven incrementadas en comparación a las de los adultos, especialmente en proteínas, fibra y ciertas vitaminas y minerales relacionadas con el crecimiento y el sistema nervioso como el Calcio, el Hierro, el Zinc, el Fósforo, Magnesio, así como vitamina C, D y B,  que su alimentación debe incluir en la proporción adecuada. Por esta razón, es tan importante explicar a los niños la importancia de evitar las llamadas calorías vacías, la bollería o la comida basura, y dirigirles hacia una alimentación más completa y nutritiva, en definitiva, más saludable. Difícil tarea para los padres,  pero que se puede llevar a cabo con paciencia  y mucha creatividad.

Aporte extra de alimentos ricos en energía

No está de más aprovechar esta época del año para inculcar a los niños unos buenos hábitos de alimentación, incorporando a su dieta alimentos conocidos por aportar más energía y vitalidad:

  • Las frutas y verduras que aportan agua, minerales, vitaminas y mucha fibra.
  • Los cereales, y si son integrales mejor, como pan, galletas, semillas, harinas… Es decir, hidratos de carbono, así como vitaminas y minerales que aportan mucha energía.
  • Los lácteos como leche, yogures, quesos que les aportan proteínas, vitaminas y minerales, especialmente calcio.
  • También, todos los alimentos procedentes de las abejas y sus colmenas como el Polen, la Jalea Real, la Miel y el Própolis son alimentos naturales que contribuyen al desarrollo intelectual y físico, asegurando un aporte extra de energía, en esta época crucial para el niño.

Jalea Real

Se trata de una sustancia segregada por las abejas, fuente de energía natural. Rica en proteínas, vitaminas y minerales, las abejas alimentan con Jalea Real a las larvas los tres primeros días de vida. La abeja reina, más grande y longeva que sus obreras,  también es alimentada con esta valiosa sustancia durante toda su vida.

Própolis

Es un producto elaborado por las abejas, a partir de sustancias resinosas de las plantas,  con el que sellan las entradas de la colmena para evitar contaminaciones por virus o bacterias.

Polen

El polen contiene proteínas, aminoácidos esenciales,  siendo una fuente muy importante también de vitaminas y minerales.

Pues, ya sabes, si quieres ayudar a los peques para que disfruten a tope de su regreso al cole, sin agobios ni cansancio,  sólo hay que cuidar de su rutina, sueño, ejercicio físico y alimentación…

Tarea difícil pero no imposible.

¿Y tú? ¿ cómo lo haces posible?  Cuéntanos tu experiencia!!!

2 comentarios sobre “Cómo conseguir que los niños empiecen el colegio con energía”

  1. Buenos días,
    ¿A partir de que edad mas o menos se le podría dar a un niño un complemento de jalea real?

    Os felicito por el blog, estoy encantada.

    Muchas gracias!

    1. Hola María,

      Muchas gracias por tu comentario. Es recomendable a partir de 3 años y si además lleva polen, miel y própolis, mucho mejor 😉

      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *