Aceites vegetales para el cuidado de la piel en invierno

Los tres mejores aceites vegetales para el cuidado de la piel en invierno

28 enero 2019

El aceite de almendras dulces, el de argán y el de rosa mosqueta son los aliados cuando llega el frío para combatir la sequedad y evitar la piel escamada

Que el invierno no es el mejor aliado para nuestra piel bien lo sabemos. El frío, la lluvia, el viento, los cambios bruscos de temperatura o, incluso, la exposición al sol (menos advertida que en verano) hacen que nuestra piel sufra consecuencias, a veces, muy complicadas de reparar.

Es más, si tienes la piel fina y bastante sensible es probable que ya hayas probado diferentes métodos para proteger tu piel durante esta época del año.

Precisamente, esta semana destacaremos algunos de los tratamientos más eficaces para mantener nuestra cara radiante y cuidada:  aceites vegetales. ¡Te lo contamos!

ACEITE DE ALMENDRAS

Es uno de los aceites estrella para el invierno por su gran efecto protector, ayudando a hidratar la piel y recuperar la elasticidad.

Por otro lado, el aceite de almendras dulces hace que el cuerpo entre en calor más rápidamente para evitar la sequedad y, si se mezcla con una gotas de aceite de rosa mosqueta, potencia sus efectos regenerantes.

Su uso proporciona bienestar inmediato a las pieles secas y agrietadas. Es ideal para el tratamiento de pieles irritadas, escamadas y con tendencia prematura al envejecimiento. También se puede usar como tratamiento reparador en cabellos secos, quebradizos y estropeados por su alto contenido en vitaminas A, B y E, envolviéndoles su fuerza y brillo.

ACEITE DE ARGÁN

El Aceite de Argán concentra las propiedades esenciales de la semilla de este árbol y se emplea para ayudar a recuperar la piel seca, escamada y tirante, ya que es un gran antioxidante por su contenido en vitamina E.

ACEITE DE ROSA MOSQUETA

Este aceite también concentra propiedades hidratantes y regeneradoras gracias a la semilla de planta que proporcionan suavidad a la piel y un olor almizclado y duradero.

El aceite de Rosa Mosqueta es perfecto para tratar la piel deshidratada, escamada y con imperfecciones. Tiene una alta capacidad de hidratación aporta la elasticidad y brillo necesario para tener una piel perfecta, tersa y brillante. Además, ayuda a retrasar los signos del envejecimiento prematuro de la piel y su uso continuado previene la aparición de estrías.

Con su utilización se garantiza una piel hidratada y libre de impurezas. Los extractos de rosa mosqueta actúan como cicatrizantes y regeneradores que eliminan las pequeñas marcas del tejido cutáneo dejando un aspecto más liso y uniforme.

Otros consejos…

  • Bebe mucho agua, pues te ayudará a mantener la elasticidad.
  • Evita aplicarte agua caliente, que puede provocar más sequedad.
  • Apuesta por una cosmética ecológica para librar a tu piel de sustancias tóxicas, parabenos…
  • En invierno también debes proteger tu cara a diario con factor de protección solar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *