Conoce los beneficios del aloe vera para tratar las quemaduras solares

No acabes el verano quemado gracias al aloe vera

28 julio 2017

¿Piel irritada o quemada por el sol? ¿Qué hago? Conoce las propiedades naturales del aloe vera y empieza a cuidar tu dermis como se merece.

¿Piel irritada o quemada? ¿Qué hago? Conoce las propiedades naturales del aloe vera y empieza a cuidar tu piel como se merece.

Llegó el momento de disfrutar de ese descanso merecido, de refrescarnos en piscinas, playas y beneficiarnos de esos baños de sol. Pero, ¡cuidado!… Todo lo que adoramos de ese astro reluciente que nos ayuda a estar bronceados y nos aporta vitamina D también se puede convertir en nuestro peor enemigo. O mejor dicho, en el de nuestra piel.

Es verdad que cada día estamos más informados de los daños que producen los rayos ultravioletas y lo perjudicial que es para la salud de nuestra dermis, pero aun así, seguimos siendo víctimas de importantes quemaduras producidas por la exposición al sol.

¿Por qué nos quemamos?

Los rayos solares activan la producción de la melanina como defensa del daño que recibe el ADN por la radiación ultravioleta. A su vez, la melanina hace de foto-protector, absorbiendo las radiaciones. De esta manera, las células de la piel se engrosan.

El problema es que, si abusamos de la exposición solar se producirán signos de rojez (dilatación de vasos sanguíneos), inflamación, pérdida de hidratación…

Consejos para una exposición solar responsable

-Evitar horas punta cuando las radiaciones solares están en su máxima potencia (12:00-16:00 horas).

-Utilizar factor de protección solar 30 o 50 e ir renovando la aplicación durante toda la estancia, sobre todo después de cada baño.

-Utilizar gorras o sombreros para evitar que el sol nos de de manera directa sobre la cabeza.

-Utilizar gafas de sol homologadas.

-Beber la mayor cantidad de agua posible para evitar la posible deshidratación.

Cómo tratar la piel quemada

-Toma baños o duchas con agua fría.

-No utilices jabones.

-Aplica compresas húmedas frías en las zonas donde se presente la irritación.

-No rascar ni pelar la zona  quemada.

-Aplica una gran cantidad de gel de Aloe Vera en la zona irritada. Si se guarda en la nevera, cuando nos lo echemos, notaremos mayor calma.

IMPORTANTE: Es necesario hacer un inciso para recordar las grandes propiedades del gel de Aloe vera puro. Este regenerador, es muy calmante, nutritivo y humectante, entre otras propiedades. Además, es un fiel aliado para recuperar la piel más rápidamente gracias a su poder regenerante y ofrece una sensación de calma cada vez que lo aplicamos

Cuando la piel está quemada veremos que la absorción es más rápida, debido a la deshidratación que presenta, así que debemos renovar constantemente el aloe aplicando una cantidad generosa en las zonas dañadas.

Cuando la piel esté recuperada

Una vez la piel esté recuperada, se aconseja tratarla como sensible, con cremas naturales con principios activos orgánicos, aceites vegetales que son ricos en ácidos grasos,o el oleato de caléndula, rey por excelencia para tratar las pieles más delicadas. incluida la de los más pequeños.

Dale un aire nuevo a tus hábitos de belleza y bienestar y disfruta de todos los beneficios que nos proporcionan los baños de sal, minerales, algas…  Sumérgete de una manera sana en tu mejor verano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *