El kiwi es rico en nutrientes: Vitamina C, fibra y ácido fólico

Nutrientes para cuidarse por dentro y por fuera

24 noviembre 2016

Nuestra nueva colaboradora, Ana García, nos cuenta cómo cuidar nuestra salud, belleza y bienestar a través de la alimentación y los nutrientes

Todos queremos mantener una bonita piel, un pelo fuerte, un cuerpo sano…, pero seguro que en algún momento hemos notado que no estamos como nos gustaría. Malas digestiones, piel apagada, cansancio… Lo primero que deberíamos hacer es un repaso de qué tipo de hábitos tenemos,  porque puede ser el principal problema de nuestros males. Todo debe comenzar por una buena alimentación.

¿Sabemos qué debemos tener en cuenta para que la nutrición, la salud y la belleza se conviertan en un concepto único?

Salud, belleza y bienestar a través de la nutrición

Somos lo que comemos, y sí, parece un tópico pero es la realidad. Por eso, comer sano no debe ser solo con el objetivo de tener ese cuerpo soñado. Cuando nos alimentamos bien, aparte de encontrarnos bien por fuera, estamos ayudando a nuestro cuerpo a cuidarse por dentro.

No podemos cambiar nuestra vida de un día para otro, pero si podemos ir reeducando a nuestro cuerpo incluyendo ciertos alimentos que tenemos olvidados o que quizá nunca hemos probado y que nos aportan buen sabor y nutrientes esenciales. Considera que estos cambios te van a ayudar a mejorar tu salud, tu mente y por qué no, tu estética.

No hay que cuidarse únicamente cuando nos diagnostican una enfermedad o cuando creemos que estamos al límite de padecer algo serio. Comer bien nos ayuda a que nuestra salud, a corto y largo plazo, sea la adecuada.

Alimentos imprescindibles en tu nevera

Es aconsejable consumir  frutas y alimentos de temporada, por eso con la llegada del otoño vamos a aprovechar los  productos que esta estación del año nos ofrece. Son ricos en proteínas, vitaminas y minerales y nos aportan un extra de energía.

  • La uva es una de las principales frutas de esta época del año, tiene un alto contenido en hidratos de carbono, aporta potasio, magnesio y vitaminas del grupo B. Contiene antioxidantes por lo que ayuda contra el envejecimiento de la piel.
  • La granada tiene altas propiedades nutricionales, es astringente y antioxidante, contiene potasio y vitaminas B y C.
  • El kiwi tiene fibra y una gran cantidad de vitamina C (más del doble que una naranja), contiene ácido fólico como el resto de cítricos y favorece la absorción del hierro por su gran cantidad en esta vitamina. Contiene magnesio y calcio.
  • Las setas son el alimento por excelencia del otoño. Tan buenas como saludables por su bajo valor calórico. Contienen proteínas, vitaminas del grupo B y D, esta última muy importante por ser la vitamina de sol y no poder recibirla en esta época del año. También son ricas en fósforo, hierro y potasio.
  • Los pescados azules contienen altos niveles de ácidos grasos Omega 3 (grasa esencial que nuestro cuerpo no puede sintetizar), ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares, tiene proteínas, vitaminas A y D, minerales y grasas poliinsaturadas que hacen que sea un buen alimento para mantenernos en nuestro peso. Se aconseja consumirlo tres veces por semana.
  • Las avellanas son ricas en ácidos grasos esenciales como el Omega 9 seguido de Omega 6, vitaminas A y E (antioxidantes). Son buena fuente de calcio y ácido fólico.

Otro alimento muy recomendable por sus grandes propiedades es el brócoli, que podemos consumirlo en cualquier época del año.

El brócoli es rico en antioxidantes que frenan el avance de los radicales libres (moléculas que atacan las células y que aumentan con la edad) y contiene hierro, magnesio y zinc, entre otros. Tiene varias vitaminas, entre ellas  vitamina A, B, C y vitamina E, que protege las membranas celulares y de los rayos solares. La vitamina C nos ayuda a la formación de colágeno de manera natural y nos ayuda, junto con el magnesio a mejorar nuestro sistema inmune. Por eso, y por muchas más razones, no nos podemos olvidar de incluir el brócoli en nuestra alimentación.

Los complementos alimenticios

A veces es difícil ingerir la cantidad diaria de cada nutriente, por eso hay complementos alimenticios que nos pueden cubrir estas necesidades. Por ejemplo, antioxidantes a base de extracto de uva, Vitamina C,  Própolis y Equinácea, concentrados de Ácidos Grasos Omega 3, 6 y 9, o incluso Superalimentos en polvo como el Reishi o Shiitake (hongos que se consumen más habitualmente en otoño e invierno por su aporte en vitamina D).

Por otro lado, existen diferentes presentaciones de complementos elaborados con brócoli, bien en polvo bien en cápsulas, que se pueden tomar junto con el colágeno, para obtener una mayor sinergia.

Cada alimento tiene sus propios nutrientes, solo hay que comenzar por tener unos buenos hábitos y hacerlos parte de nuestra vida. Si comes sano, tu cuerpo y tu mente también lo estarán.

imagen de manzana Artículos relacionados

Que quizás puedan interesarte

Cocina con Superalimentos

Cistitis: causas, síntomas y precauciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *