Los principales beneficios del agua de coco

¿Por qué tomar agua de coco? Te damos 7 razones

18 septiembre 2017

Es el sustituto perfecto a las bebidas isotónicas para deportistas por su efecto hidratante, bajo en calorías y con gran aporte energético

¿Conoces los beneficios del agua de coco? Aquí te adelantamos los más importantes.

 

Numerosas ‘celebrities’ como Rihanna, Madonna, Gisele Bündchen o Matthew McConaughey han confesado públicamente que esta bebida es una de sus favoritas para hidratarse. Aunque su origen está en Brasil, Sri Lanka o Indonesia, ya no hace falta viajar a estos países afrodisiacos para disfrutar del agua de coco y de la multitud de propiedades que nos aporta al organismo.

Precisamente, y no solo por la gran publicidad que los más famosos hacen de este “elixir” como  bebida saludable, el agua de coco también se ha hecho un hueco importante en las preferencias de aquellas personas que practican deporte de manera asidua. El motivo no es otro que por su gran cantidad de potasio, casi cinco veces más que cualquier bebida isotónica, según concluyen numerosos estudios al respecto.

Pero hay otras muchas razones más por las que no podemos dejar pasar la oportunidad de hablar sobre el agua de coco. Su efecto hidratante y reconstituyente, por ejemplo, ayuda al cuerpo a recuperarse y a rehidratarse, de ahí que resulte gratamente eficaz cuando se hacen ejercicios de media y larga duración.

1. Previene el envejecimiento prematuro

Así es. Dicen que la belleza está en el interior y, en este caso, sobre todo en el de los cocos. Además de por su hidratación, el éxito del agua de coco radica en su efecto anti-envejecimiento. Contiene un grupo de hormonas vegetales llamadas citoquinas que están relacionadas con el crecimiento, desarrollo y envejecimiento de las plantas. En este sentido, hay numerosas investigaciones que hablan de un efecto anti-envejecimiento en las células humanas, previniendo los signos del paso de la edad prematuro.

 

2. Actúa como tónico digestivo

Su consumo ayuda a mejorar la digestión gracias a sus enzimas bioactivas. En su país de origen, se dice que ha sido empleada para tratar dolencias tropicales como disentería, estreñimiento o parásitos.

 

3. Contra la deshidratación

Ya lo decíamos al empezar este post. El agua de coco es una bebida natural que ayuda a rehidratar el cuerpo debido a su contenido en electrolitos. Contiene minerales muy importantes para el organismo como el potasio, el calcio, el sodio, el magnesio o el fósforo, que proporcionan energía y mejoran el rendimiento físico. Es una alternativa muy eficaz a las bebidas isotónicas para deportistas, teniendo en cuenta de que el agua de coco es 100% ecológica. Pese a su poca consistencia, su composición es más completa en cuanto a minerales como el hierro o el zinc que la hacen más efectiva que frutas como la naranja.

 

4. Apta para todo el mundo

Se trata de una bebida natural y vegetal, lo que la convierte en una opción perfecta cualquier persona: vegetarianos, veganos, macrobióticos, celíacos… Cabe destacar que el agua de coco es muy baja en calorías y su PH en torno a 5 hace que sea poco ácida. Consumir un agua bio, por otro lado, nos asegura que las propiedades y calidades del coco se han conservado al máximo y que el proceso de manipulación ha sido el mínimo. Por otro lado, su sabor dulce será de gran apoyo para todo tipo de dietas, porque hará que no echemos de menos las bebidas azucaras o gaseosas.

 

5. Recomendable para tu cerebro

Ayuda a tu memoria y a la concentración por su contenido en potasio, más que un plátano, incluso.Recuerda que el potasio es un mineral esencial para regular los latidos del corazón y la función muscular. Por otro lado , los electrolitos facilitan el funcionamiento del sistema nervioso y la transmisión nerviosa, mejorando también la función cognitiva.

 

6. Rica en antioxidantes

 Contiene vitaminas del grupo B, minerales y oligoelementos como el zinc, el selenio o el yodo. Es rica en aminoácidos, fitonuetrientes y antioxidantes que ayudan a frenar la acción de los radicales libres

 

7. Nutre huesos, uñas y dientes

Pues sí, el coco funciona como remineralizante, por lo que es una bebida muy aconsejable para los niños en su etapa de crecimiento. Su presencia de vitamina A también es muy positiva para mantener sana la vista.

 

¿Cuándo tomarla?

En ayunas:

Es en este momento del día en el que más beneficios aporta. Si la consumes antes del desayuno, será un aliado para fortalecer el sistema inmunológico y te proporcionará mucha energía para empezar el día. Gracias a su presencia de electrolitos, como ya hemos comentado, favorecerá el correcto funcionamiento del sistema nervioso y de la función cognitiva.

A media  mañana:

Puedes sustituir el café o los zumos por agua de coco debido a su efecto saciante, pero muy bajo en calorías. Te beneficiará a la hora de mantener una dieta equilibrada.

Después de comer:

Perfecta para una buena digestión gracias a su contenido de enzimas bioactivas y un buen aliado para evitar el estreñimiento. Incluso, es un ingrediente

Tras hacer ejercicio:

Sin duda, su poder refrescante e hidratante te ayudará a recuperarte tras la práctica de deporte. El agua de coco es un sustituto muy natural de las bebidas isotónicas por su alto contenido en potasio para evitar calambres o regular el ritmo cardíaco.

Antes de acostarse:

Las vitaminas del grupo B son eficaces para reducir el estrés y su presencia de magnesio y potasio también te ayudarán a descansar mejor. Su poder refrescante, evitará que te entre sed de madrugada. Eso sí, debes optar por una cena ligera, porque ingerir grandes cantidades de comida pueden revertir todos estos beneficios.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *