Los principios activos se extraen de la resina del árbol boswelia

¿Qué es la Boswelia? Descubre sus beneficios

30 Mayo 2016

El ácido boswélico de la resina de la Boswelia presenta una acción antiinflamatoria que la hace ideal para ayudar en procesos reumáticos crónicos

La Boswelia (Boswellia serrata Roxb. ex Colebr.) es un árbol pequeño con forma de arbusto que puede medir hasta 7 metros de altura, siendo normalmente más ancho que alto. Su origen está en zonas montañosas de varios estados indios como Bihar, Madhya Pradesh y Guyarat, aunque también se ha encontrado en zonas del este de África como Etiopía y Somalia o en el sur del Medio Oriente, Yemen y Omán.

De la corteza de este árbol se obtiene una resina que contiene usos medicinales. Para poder obtenerla se realiza un pequeño corte mediante el cual se extrae una pequeña franja de la corteza dejando espacio para que brote la oleorresina. Una vez está en el exterior del árbol, cambia su textura gomosa a solida por el contacto con el aire. Pasados unos días esta resina se endurece: es el momento de recolectarla.

Los principales constituyentes de la Boswelia son ácidos triterpénicos pentacíclicos, aunque de todos los que contiene nos vamos a centrar en el ácido boswélico, gracias al cual esta resina tiene su cualidad terapéutica más destacada, que es su acción antiinflamatoria.

Entonces… ¿Para qué sirve la  Boswelia?

El ácido boswélico presenta una acción antiinflamatoria ya que inhibe de forma específica la 5-lipooxigenasa, bloqueando así la síntesis de sustancias pro-inflamatorias como el ácido 5-hidroxieicosatetraenoico y leucotrieno B4. Hablando un poco más claro: lo que hace es impedir el proceso que provoca la inflamación. Gracias a este efecto antiinflamatorio, la Boswelia está indicada en el tratamiento de procesos reumáticos crónicos.

Las indicaciones aprobadas por la ESCOP (European Scientific Cooperative on Phytotherapy) son alivio del dolor de la osteoartritis y tratamiento sintomático de las enfermedades inflamatorias del intestino.

Además, estudios clínicos han demostrado eficacia de la Boswelia en el tratamiento de la osteoartrosis (especialmente en la de rodilla), artritis reumatoide, colitis crónica, colitis ulcerosa, asma bronquial y gingivitis.

Las ventajas que podemos destacar frente a los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) serían:

  • No dañan el estómago, por lo que se podría tomar fuera de las comidas, aunque hay estudios que han demostrado que su ingesta junto con alimentos grasos facilitaría su absorción
  • No se han descrito contraindicaciones
  • Tampoco interacciones
  • No produce reacciones de fotosensibilidad

La Boswelia la podemos encontrar en diferentes formatos. Siempre debemos guiarnos por productos a base de extractos estandarizados que nos garanticen la cantidad de principios activos, en este caso ácido boswélico, que contiene cada cápsula. Y, en consecuencia, seguir las indicaciones sobre la dosificación que nos señale el fabricante.

Aunque carece de toxicidad debemos recordar que, como en casi todas las plantas medicinales, no hay datos que nos hablen sobre la seguridad en el uso de embarazadas y niños menores de 12 años. Por lo tanto, no estaría recomendado en estos casos.

Bibliografía

  1. Vishal AA, Mishra A, Raychaudhuri SP. A double blind, randomized, placebo controlled clinical study evaluates the early efficacy of aflapin in subjects with osteoarthritis of knee. Int J Med Sci 2011; 8 (7): 615-22.
  2. Chopra A, Lavin P, Patwardhan B, Chitre D. A 32-week randomized, placebo-controlled clinical evaluation of RA-11, an Ayurvedic drug, on osteoarthritis of the knees. J Clin Rheumatol 2004; 10 (5): 236-45.
  3. Khosravi Samani M, Mahmoodian H, Moghadamnia A, Poorsattar Bejeh Mir A, Chitsazan M. The effect of Frankincense in the treatment of moderate plaque-induced gingivitis: a double blinded randomized clinical trial. Daru 2011; 19 (4): 288-94.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *