Colágeno a partir de los 40

¿Qué suplementos nutricionales necesitamos a partir de los 40 años?

1 febrero 2021

El colágeno, la biotina y la Vitamina C son esenciales para el mantenimiento en condiciones normales del cabello, la piel y el sistema inmune

Es innegable que, actualmente, nos cuidamos más que nunca.  Pero,  nuestra dieta no, siempre, es tan equilibrada y completa como debería, por lo que, recurrimos a suplementos alimenticios para darle a nuestro organismo el aporte extra de determinados nutrientes que necesitamos.

Estas carencias empiezan a notarse más cuando pasamos la barrera de los 40. Pero… ¡Ojo! Que nadie puede negar que la mujer de 40 años de hoy en día es mucho más joven y con un estilo de vida más saludable que hace décadas, pues se preocupa más por su alimentación, es más activa y practica deporte.

Lo que ocurre es que, sí que hay evidencias de que a partir de esa edad comienzan a producirse cambios internos y externos de una manera más rápida que se traducen en peor calidad del sueño,  menos luminosidad en la piel, reducción de producción de colágeno… Y, aunque no tenemos la fórmula para parar el tiempo, sí que podemos combatir estos cambios de una manera 100% natural.

Los cinco suplementos que se convertirán en tus aliados

1. Colágeno marino hidrolizado

A partir de los 25-30 años vamos perdiendo la capacidad para renovar el colágeno, una proteína que está muy presente en nuestro cuerpo aportando flexibilidad, elasticidad y resistencia a la piel, así como a los huesos y articulaciones.

El estrés, una alimentación desequilibrada o la contaminación ambiental, también, influyen en esta pérdida de colágeno que dan lugar a problemas como:

  1. Envejecimiento de la piel, pérdida de firmeza y elasticidad. Aparece la flacidez y arrugas.
  2. Desgaste articular: dificultades de movilidad, inflamación y dolor.
  3. Pérdida masa ósea, debilidad capilar, dental y uñas.
  4. Debilidad vascular, aparición de varices.
¿Qué tipo de colágeno es más aconsejable?

Hay varios tipos de colágeno, dependiendo de su origen: el bovino, el porcino y el marino, pero es este último el más recomendable, según numerosos estudios, porque se asimila mucho mejor por el organismo.

Del mismo modo, se aconseja que el colágeno sea hidrolizado porque, así, se somete a un proceso único que fragmenta las moléculas en péptidos (moléculas muy pequeñas) que nos ayudarán a mejorar la absorción. Puedes elegir entre colágeno en formato polvo, crema, comprimidos, masticables…

Una fórmula enriquecida

¡Eso sí! Es importante que, cuando elijamos el colágeno tengamos en cuenta la combinación que tiene en su formulación con otros ingredientes, vitaminas y minerales, como por ejemplo, el ácido úrico, el magnesio, la Vitamina C o, incluso, la Biotina y la Onagra, más específicos para el cuidado del cabello y las uñas.

2. Antioxidantes

El rey de los antioxidantes es la Vitamina C, que se encarga, principalmente, de mantener en buen estado la salud de nuestros huesos, el sistema inmune y nos protegerá de los radicales libres. Además, como comentábamos en el punto anterior, es muy importante la producción de colágeno, por lo que es muy buena idea que esté presente en la formulación del suplemento que escojas.

¿Y cómo obtenemos la cantidad adecuada de Vitamina C? Pues a través de alimentos como el brócoli, las fresas, el melón, las naranjas, el tomate…  Y suplementando esta dieta con complementos a base de este principio activo de manera única o combinada.

Entre sus últimos lanzamientos, Drasanvi cuenta con Vitamina C en formato comprimidos masticables, que se deshacen en la boca, con sabor a frutos del bosque para tomar un único comprimido al día, suficiente para ingerir la cantidad diaria recomendada.

3. Prebióticos

Los prebióticos son fibras insolubles que ayudan a mejorar el contenido de los probióticos de nuestro organismo, la conocida flora bacteriana o microbiota del organismo.

Con ellos, lograremos mejorar el ritmo intestinal, que muchas veces por estrés u otros motivos está más ralentizado. Y del mismo modo, van a ayudarnos a mejorar o a garantizar un sistema inmunitario fuerte.

4. Biotina

El estrés, el cambio de estación, el abuso de siliconas o de aparatos térmicos o una alimentación desequilibrada son algunos de los factores que influyen en la caída o debilitamiento del cabello.

Por ello, no puede faltar en esta lista un suplemento tan importante como la biotina o conocida, también, como vitamina H o B7. Es la encargada de favorecer el crecimiento de los tejidos de rápida reproducción, como la piel y los cabellos. Además, interviene en el metabolismo de las grasas.

5. Omega 3, 6 y 9

Llegados a una edad, deberíamos proteger las articulaciones, aumentar el aporte de vitamina E, que será el precursor de los estrógenos y mejorará el ciclo menstrual.

Podemos conseguirlo tomando sobre todo Omega 6, que lo aportan aceites como el de onagra o el de borraja. Estos ácidos grasos, además, van a mejorar la hidratación de la piel.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *