Las propiedades saludables de las especias

¿Sabías que las especias también tienen propiedades saludables?

13 octubre 2017

Además de su uso culinario, las especias contienen abundantes fitonutrientes, son un aliado del sistema inmune y ayudan a prevenir enfermedades

¡Pues sí!  No solo sirven para dar sabor y color a nuestros platos, también existen numerosos estudios científicos que demuestran la eficacia de las especias culinarias en la prevención y tratamiento de diversos problemas de salud.

Y es que su uso se remonta a las primeras civilizaciones: la cúrcuma, el jengibre o los granos de pimienta negra se encuentran entre las especias más antiguas.

A lo largo de la historia han sido un producto muy valioso, las naciones han luchado por el control de sus rutas comerciales e incluso se han descubierto nuevas tierras en su busca.

Son originarias de la India, Indonesia y otras zonas del sur y sudeste de Asia y tradicionalmente  han sido utilizadas como remedio para tratar enfermedades en la medicina China e India.

Contienen abundantes fitonutrientes, es decir compuestos vegetales que refuerzan la salud y, además, algunos de ellos son únicos de las especias, no podemos obtenerlos a partir de las frutas y verduras.

Pero vamos a hablar más concretamente de algunas de ellas:

  • AJO

Se trata de una de las especias más características de la cocina española. Su fuerte aroma es debido a la alicina, su ingrediente más activo.

Que la dieta mediterránea se asocie a una buena salud cardiaca, es debido en parte por el uso abundante del ajo en su cocina. Se ha observado que los suplementos de ajo:

Reducían la presión arterial en individuos con hipertensión e inhibían la agregación plaquetaria, protegiendo frente a las enfermedades cardiovasculares

– Por otro lado se ha podido constatar que el ajo reduce el colesterol total y los triglicéridos.

– En el caso de personas con arterosclerosis, el ajo reduce la formación de placa en el interior de las arterias, pudiendo evitar la formación de trombos que obstruyan el paso de la sangre provocando así un infarto o derrame cerebral.

Además se trata de un potente agente antinfeccioso y puede ayudarte a prevenir resfriados y gripes.

Vale, no a todo el mundo le gusta tomarse uno o dos dientes de ajo crudos todos los días, pero si quieres aprovechar sus propiedades utilízalo en tus recetas o toma complementos alimenticios que contengan ajo en polvo.

¿Mi recomendación? Busca aquellos que sean de ajo negro, puesto que mantienen sus propiedades pero son más fáciles de digerir y no tienen el sabor y olor penetrantes del ajo blanco.

 

  • JENGIBRE

Es otra especia muy apreciada tanto para cocinar como para la preparación de bebidas. Por ejemplo el ginger ale surgió de añadir jengibre a la cerveza. También se puede preparar  té de jengibre o aromatizar el café con esta especia. ¿Pero qué beneficios nos aporta?

  • Ayuda a mitigar todo tipo de náuseas. Desde las asociadas al movimiento (por viajes en coche, barco o avión), pasando por las del embarazo y hasta las inducidas por medicamentos.
  • Es rico en gingeroles, un fitonutriente con propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antivirales. Por lo que algunos estudios han observado como su uso en personas con artritis podía reducir los síntomas.
  • También se ha visto que el jengibre acorta el tiempo de vaciado gástrico por lo que puede ser posiblemente beneficioso para quien sufre acidez de estómago, hinchazón o flatulencia por un proceso digestivo demasiado lento.

 

  • TOMILLO

Característico de la cocina francesa, enriquece guisos, sopas y salsas aportando un sabor y aroma intenso. Es rico en un aceite volátil denominado timol que tiene un potente efecto antiséptico. Se ha observado su efecto en la lucha contra diversas enfermedades causadas por virus y bacterias y se ha llegado a las siguientes conclusiones:

  • Calma la tos producida por un exceso de mucosidad en infecciones respiratorias, por lo que puede ser un gran aliado tuyo para mejorar catarros, gripes o bronquitis agudas.
  • Mejora el aliento y previene la aparición de caries. De ahí que sea usado como componente en enjuages bucales y en un tipo de barniz dental.
  • Elimina con eficacia la H. pylori, bacteria responsable de las úlceras estomacales.

También es rico en monoterpenos, otros fitonutrientes con efecto antioxidante y antinflamatorio. Se investigan sus propiedades protectoras y curativas como protector del ADN o del envejecimiento neuronal.

  • CANELA

Suele emplearse en la elaboración de platos dulces. Si te gusta cocinar, seguro que la has usado muchas veces al preparar tartas, galletas, bizcochos… ¿quién no ha añadido un poquito de canela a unas natillas? Pero irónicamente,  la canela contribuye a controlar los problemas de azúcar en sangre.

  • En un estudio realizado en diabéticos de tipo II se observó una disminución de la hemoglobina glucosilada. Se trata de una prueba que permite controlar el azúcar en sangre analizando la cantidad de glucosa adherida a los glóbulos rojos.
  • Además de disminuir los niveles de azúcar en sangre también se ha observado una disminución de los niveles de LDL (el llamado “colesterol malo”) y triglicéridos tomando canela diariamente.
  • En personas sanas, su consumo mejora la sensibilidad a la insulina, mejorando la capacidad del cuerpo de procesar y almacenar la glucosa.

Ahora que ya conoces las propiedades de algunas especias te animo a leer también nuestros post: “la piperina en la pimienta negra, algo más que una especia” y “Cúrcuma, un antinflamatorio natural”, sobre otras dos especias muy interesantes para la salud.

Bibliografía

Aggarwal, B. and Yost, D. (2015). Especias curativas. Madrid: Gaia Ediciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *