Básicos naturales para los festivales de verano

Seis básicos 'naturales' para ir de festival este verano

27 julio 2018

¡No permitas que los imprevistos te jueguen una mala pasada en los festivales! Tenemos la solución para las digestiones pesadas, quemaduras solares o cansancio...

Gafas de sol, una sudadera, agua, cargador inalámbrico, almohada y comida… Si quieres que tu vida sea más fácil NUNCA te olvides estos básicos para ir a tus festivales de música de verano.

Pero, recuerda: Los agentes externos e internos (véase inclemencias meteorológicas, caída, intoxicación…) también nos suelen jugar malas pasadas en eventos de este tipo y que se celebran al aire libre, por lo que es necesario que ampliemos esta lista de imprescindibles con algunos productos naturales que irán a favor de nuestro bienestar.

¡Cuidado con el sol!

Si la protección de los ojos es fundamental, imagínate la de la piel. Es probable que pases muchísimas horas bajo el sol y las consecuencias pueden ser peores de lo que imaginas.

Para evitar insolaciones y quemaduras peligrosas elige una crema de protección solar ecológica, sin filtro químico, que cuente con protección UV y UVA.

Por ejemplo, la cara es una de las zonas que más descuidamos en estos casos, por ello te recomiendo el uso de Bronze, una crema solar de Drasanvi formulada a base de Aloe Vera, Aceite de Almendras y Aceite de Oliva, lo que aportará un extra de elasticidad, hidratación y protección de la piel. Además, por su alto contenido en Vitamina E y carotenos, el aceite de oliva aporta una eficaz acción de retraso del envejecimiento de la piel.

Debes aplicarla una media hora antes de la exposición al y renovarla cada cierto tiempo. Su bote, con tecnología Airless para su fácil aplicación, es de 50 ml, por lo que podrás llevarlo contigo sin problema. No hace falta utilizar mucha cantidad para conseguir su efecto. Además, puedes elegir entre FPS 30 o 50.

Mejor el remedio que la enfermedad

Si hay un aliado por excelencia que siempre debe estar en la mochila de un festivalero es el Aloe Vera puro en gel. Si te has saltado el punto anterior o, directamente, no has renovado la crema de protección solar las veces que se debiera, tienes muchas papeletas para acabar el día con alguna quemadura. Para evitar o paliar el dolor, el escozor o el malestar que provoca este tipo de agresión externa utiliza el gel sobre la piel limpia y masajea hasta si total absorción.

También es perfecto como bálsamo de zonas irritadas o enrojecidas, tras la depilación o el afeitado o para tratar quemaduras por la fricción o la luz.

¡Mosquitos fuera!

El enemigo por excelencia de la mayoría de personas cuando se pernocta al aire libre son los mosquitos. Pero también tenemos una solución muy natural para eso: Árbol del Té en roll on para poder aplicar en la zona afectada en cualquier momento y de una manera limpia y rápida.

Se puede utilizar para picaduras de insectos, sobre herpes labiales, contra el acné o en la cutícula de las uñas de los pies cuando exista la presencia de hongos. El Árbol del Té de Drasanvi está extraído por arrastre de vapor de agua, lo que le permite conservar todas sus propiedades.

Has de saber que el aceite de árbol del té es antiséptico, antibacteriano, antiviral, cicatrizante y fungicida.

Disfruta de los festivales con energía

Cuando el festival dura varios días, el cansancio se va acumulando y el cuerpo se resiente por toda la adrenalina que soltamos, la reducción de horas de sueño, el ruido…

La mejor opción para poder disfrutar al máximo es tener a mano algún complejo multivitamínico de nueva generación, como es el caso del Ynergy ‘energía inmediata’, que incorpora plantas como Maca, Ginseng y Guaraná y está indicado para disminuir la fatiga. Gracias a su cómodo envase puede transportarse y consumirse en cualquier momento, bien sea solo o diluido en agua, zumo o leche.

No dejes que los excesos te pasen factura

Todos sabemos que en este tipo de eventos es muy fácil descuidar el horario de comidas y la calidad de las mismas. En muchas ocasiones, optamos por alimentos procesados, pre-cocinados y, casi siempre, con alta cantidad en grasas, lo que puede complicarnos las digestiones o provocar malestar general.

No es tan difícil alimentarnos de forma saludable cuando salimos fuera. Infórmate de si puedes meter comida o solo puedes comprarla dentro del recinto. En caso de poder elegir, mete provisiones en una nevera de camping para mantener frescos los alimentos y elige tus productos. Si la única opción es adaptarte a lo que haya ten en cuenta:

  • Evita los productos de carnes procesadas como las salchichas y chorizos. Opta por pollo o pescado.
  • Sazona los alimentos con aceite de oliva, hierbas y especias en lugar de cargarlos con condimentos como el ketchup y la salsa de barbacoa.
  • Aléjate, siempre que puedas, de los alimentos fritos, productos con grandes cantidades de queso, y alimentos con salsas de crema de leche.
  • La hidratación es fundamental. Todos nos sabemos de memoria la regla del 1,5 de agua al día, aunque no siempre la aplicamos como se debería. Toma frutas entre horas o limonada para no sufrir las consecuencias del calor y la deshidratación.
  • Lleva contigo algún complemento alimenticio como Epatik de Drasanvi para ayudarte a proteger el hígado de las sustancias químicas y eliminarlas. Gracias a ingredientes naturales como el boldo, el diente de león, la colina o el cardo mariano evitarás la retención de líquidos y eliminarás las toxinas que puedas llegar a acumular durante esos días. Lo puedes tomar en cápsulas o en jarabe y tu organismo lo notará.

Conciliar el sueño también es posible

Si viajas lejos, has de tener en cuenta el cambio de horario que sufrirás una vez que llegues a tu destino. Esto te llevará a una sensación conocida como jet lag o ‘síndrome de cambio rápido de zona horaria’, caracterizado por cansancio, somnolencia, irritabilidad, náuseas, diarrea, etc., Siempre en función de la persona, del destino y del número de horas de diferencia.

Un buen aliado para este tipo de problemas es la Melatonina, hormona segregada de manera natural por la hipófisis en función de los ciclos de luz-oscuridad. Se ha utilizado tradicionalmente para aliviar los síntomas del jet lag, reduciendo el tiempo necesario para conciliar el sueño.

Lo hay en líquido y cápsulas para tomar una hora antes de acostarse o adecuar a la hora de dormir del lugar de destino. Es recomendado para personas que trabajan a turnos y que tienen un desequilibrio en su descanso bastante importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *