Consejos para una vida sexual saludable

Vida sexual saludable ¡Emociónate, disfruta!

5 octubre 2016

Desglosamos ocho factores importantes para tener una vida sexual saludable, con algunos consejos y nutrientes que ayudan a despertar el deseo sexual

El valor de una vida sexual saludable resulta muy importante para el ser humano. De hecho,  según la definición de la OMS (Organización Mundial de la Salud) la salud sexual es “bienestar físico, mental y social relacionado con la sexualidad, la cual no es solamente la ausencia de enfermedad, disfunción o incapacidad”.

Hoy en Yo Me Cuido y Qué, repasamos  ocho factores importantes a tener en cuenta para tener una vida sexual saludable, y os proponemos  algunos consejos y nutrientes naturales que os pueden ayudar a despertar el apetito sexual.

8 Factores para la plenitud sexual. Consejos y nutrientes

1.Modo de vida sano

Tener unos hábitos saludables influye en todos los aspectos de la vida. La correcta alimentación, el ejercicio físico y  en general, los hábitos de vida saludables inciden directamente en nuestro estado de ánimo. Por esta razón, el descanso, el bienestar físico y la salud, aumentan la predisposición de nuestra capacidad sexual.

>> Recuerda que practicar ejercicio aeróbico regularmente te dotará de mayor resistencia, fuerza y vitalidad.

2.Vida sexual activa

En muchas ocasiones, el estrés y el cansancio trasladan la vida sexual a un segundo plano. Huir de la rutina, hacer hueco en la agenda o planificar encuentros son acciones necesarias para conseguir una vida sexual activa y saludable.

>> La Vitamina B6 ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga, a tener una función psicológica normal y regular la actividad hormonal.

3.Sexo seguro

Para disfrutar de cada momento debemos estar  tranquilos y seguros. Correr riesgos innecesarios puede resultar excitante durante un segundo,  pero nos puede dar muchos dolores de cabeza después.

>>  Usar preservativos u otros métodos anticonceptivos es la mejor manera de evitar sorpresas y disfrutar de una salud sexual completa.

4.La edad no es determinante

Cumplir años tiene sus consecuencias, físicas y psicológicas, pero no por ello debemos dar por supuesto que tendremos que renunciar a una vida sexual plena. Es necesario acabar con el tabú de que el sexo tiene edad.

>> El Zinc contribuye al mantenimiento de niveles normales de testosterona en hombres, y el extracto de Fenogreco  tiene propiedades estimulantes en las mujeres, ya  que contiene saponinas estrogénicas (similares a las hormonas sexuales de la mujer, los estrógenos).

5.Fuera complejos ¡relájate!

Sentirse bien con uno mismo es imprescindible para poder estar a gusto con los demás. No sentir complejos te permitirá concentrarte en el momento y disfrutar mejor de las sensaciones. Recuerda que nuestro órgano más afrodisíaco es la mente, capaz de recrear fantasías y recuerdos.

>> Busca la forma de relajarte al máximo, te ayudará a experimentar sensaciones placenteras. La Arginina es un aminoácido muy importante en este contexto, ya que tiene acción vasodilatadora, ayudándote a potenciar dichas sensaciones.

6.Conoce tu propio cuerpo

Y hablando de potenciar sensaciones… Comprender nuestro propio cuerpo es la mejor forma de descubrir nuestros gustos y disfrutar nuestra sexualidad. Y conocerte a ti mismo/a siempre te ayudará a entender mejor tu cuerpo.

>> La hoja de Damiana se usa tradicionalmente como tónico-estimulante, ya que estimula el sistema nervioso central y el tracto urinario, dando mayor sensibilidad.

7.Háblalo

La vida sexual forma parte de las necesidades vitales del ser humano, es totalmente normal y no tiene nada de bochornoso. Compartir nuestras inquietudes y preferencias sexuales de forma abierta y natural es el mejor hábito para mantener una buena salud sexual. Los deseos reprimidos pueden suponer una carga para nosotros.

>> El extracto de Tribulus, también llamado abrojo, es un estimulador de los receptores andrógenos en el cerebro. En la India es considerado un afrodisíaco. Pero más estimulante todavía puede resultar la complicidad entre dos personas.

8.Consejo profesional

Muchas disfunciones sexuales no se diagnostican porque tratamos de normalizar o buscar excusas para comportamientos o indicadores que deberían ser señales de alarma. Podemos, por ejemplo, estar viviendo una situación de mucho estrés laboral que nos bloquee. Es importante reconocer la situación para poder trabajar en resolverla. El consejo de un profesional es la mejor manera de encontrar respuestas.

>> Si el problema es de fertilidad, recuerda que una dieta rica en Selenio contribuye a la espermogénisis normal (el proceso de producción de glándulas sexuales masculinas).

¿Qué os han parecido nuestros consejos? ¿Crees que hay algún factor importante que nos hemos olvidado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *