Una dita saludable aporta los nutrientes que el cuerpo necesita

Yo como sano y qué

2 noviembre 2016

Comer mucho o muy poco no implica hacer una dieta saludable. Lo importante es facilitar al organismo los nutrientes que realmente necesita

DIETA SALUDABLE = DIETA EQUILIBRADA

El concepto  “dieta” suele utilizarse en los casos en los que nuestro objetivo es bajar de peso. Pero recordad, que lo importante no solo es hacer una dieta  estricta (ya sea de adelgazamiento,  détox, de control del colesterol, o para subir el hierro, etc)  sino que es llevar una dieta equilibrada y nutritiva.

Efectivamente, aunque hagas una dieta muy estricta para controlar el colesterol malo, no puedes asegurar que comes sano si no le estás facilitando a tu organismo todos los nutrientes, como vitaminas, minerales y ácidos grasos que necesita.

Para comenzar una dieta equilibrada es fundamental, sobre todo, ir adquiriendo poco a poco una serie de hábitos saludables:

  • Planificar con antelación los platos e ingredientes que vamos a realizar durante la semana, para compensar así los nutrientes. Visita un nutricionista si quieres saber, por ejemplo, cuántas raciones semanales de hidratos de carbono (pasta, arroz, pan) necesitas, según tu actividad deportiva, o cuál es la cantidad idónea de pescado.
  • Hacer compra semanal con lo necesario para preparar esos platos. Parece una tontería, pero tú y yo sabemos que si sales tarde del trabajo te va a dar pereza cocinar, y si te pasas por el supermercado ya con hambre caerás en tentaciones que no debes.
  • Busca el placer de cocinar. Experimenta nuevas formas de cocción que no hayas probado nunca (al vapor, al papillot), con diferentes especias y condimentos (cúrcuma, jengibre, comino, cardamomo, etc)

Para asegurarnos de que estamos facilitando a nuestro organismo todos los nutrientes que necesita,  podemos recurrir a los complementos  alimenticios y otros productos naturales. Un ejemplo de ello son los Superalimentos, considerados la base de la nueva nutrición Healthy Food. Puedes leer más sobre esta tendencia aquí.

También te recomendamos revisar nuestros posts sobre cómo ciertos nutrientes pueden ayudarnos a luchar contra ciertas patologías y problemas:

Ya sabes, investiga cuáles son los principios activos naturales que tu cuerpo necesita, según tu estado de ánimo, la época del año y tus circunstancias de salud particulares. Consulta a tu médico o a un nutricionista para que te ayude a incorporarlos a tu dieta sin contraindicaciones, y te ayudará a llevar una vida más saludable.

CONCURSO ‘YO COMO SANO Y QUÉ’

Cuéntanos por qué crees que comes sano, cuáles son tus objetivos y tus platos favoritos. O, si lo prefieres, explícanos qué es para ti comer sano.

La respuesta más interesante e ingeniosa ganará un fantástico premio: un lote de productos Drasanvi valorado en 50 euros y una caja Wondebox ‘Escapada Romántica con sabor‘, valorada en 99’90 euros, que incluye más de 1.500 posibles planes para disfrutar en pareja o con ese amigo/a especial, desde casas rurales, a hoteles de cuatro estrellas, pasando por alojamientos coloniales a pie de playa.

Dinámica del concurso Finalizado

Lo único que tienes que hacer realizar un comentario en esta misma página, es muy fácil:

  1. Escribe en el campo de Comentario de este post
  2. Completa tus datos (nombre, apellidos, email, etc)
  3. Cuéntanos tu experiencia ¿Por qué y cómo sigues una dieta saludable?

Puedes consultar aquí las bases de concurso y, si tienes cualquier duda, escríbenos a info@yomecuidoyque.com

¡Suerte!

25 pensamientos sobre “Yo como sano y qué”

  1. Si algo he aprendido en todos estos años que llevo a ‘dieta’ es que comer sano significa comer de todo en la cantidad adecuada. Al cuerpo no se le puede privar de nada ya que tarde o temprano te lo va a reclamar. Mi alimentación cambió porque en un reconocimiento me dijeron que tenía el colesterol alto así que fui al médico y me dio la ‘dieta del cajón’ la que tienen para todo el mundo y también me dieron la dieta patrocinada por una marca que se supone que te ayuda a bajar el colesterol. Todo mentira. Durante 6 meses seguí ambas dietas privándome de un montón de cosas que supuestamente eran malas. Conseguí adelgazar bastante y el colesterol me bajó algo pero el cuerpo echaba en falta muchas cosas así que los 6 meses siguientes la modifiqué a mi gusto, seguía comiendo mucha fruta, verdura y carnes blancas a la plancha, pero empecé a meter 5 nueces al día, además de darme algún capricho de vez en cuando, incluido todo lo prohibido (queso, chocolate, marisco…) todo esto un una cantidad reducida y con ayuda de infusiones para eliminar toxinas o de algún batido detox de vez en cuando si me he pasado en algún evento.

    Durante este tiempo mi colesterol bajó muchísimo y el cuerpo estaba menos cansado y yo estaba feliz porque había conseguido mi objetivo, perdí 30 kg y mi colesterol ya estaba controlado. Desde entonces sigo comiendo de todo ni pasarme y después de 5 años sigo igual, sin efecto ‘yoyo’ y disfrutando de la comida. Por suerte para mi, me encanta la verdura y sobre todo los champiñones, como plato principal o como acompañamiento de carnes y pescados, tienen muy pocas calorías y están buenísimos!!!

    1. Nos encanta conocer historias como la tuya Aurora. Sirven de ejemplo y ayuda para muchas otras personas que ven el concepto “comer sano” como una privación de comer ciertos alimentos y por tanto un sufrimiento, cuando en realidad y tal y como explicas tú, significa comer de todo en la cantidad adecuada. Mil gracias por participar 🙂

    2. ENHORABUENA AURORA! Tu experiencia personal llevando a cabo una dieta sana y equilibrada ha resultado ser la más interesante y más del estilo #YoMeCuidoyQue. El lote de productos Drasanvi valorado en 50 euros y el Wondebox “Estancia romántica con sabor” son tuyos.

  2. El comer saludable es fundamental. Siempre que nos ponermos a dieta acabamos haciendo lo mismo pollo y lechuga, por díos que triste. Un buen dietista nos ayuda a poder incorporar en nuestros platos legumbres, pasta , patata etc tan necesarios para nuestro organismo. El comer de todo y variado hace las cosas mas faciles.

    1. Exacto Rebeca, hay que olvidarse cuanto antes de los tópicos que comentas y ponerse en manos de profesionales para llevar a cabo la dieta que mejor se adapte a cada persona. Gracias por tu comentario 😉

  3. como bien y sigo una dieta saludable porque ahora que ya he cumplido 40 y que tengo alguna que otra molestia de salud creo que estoy más que a tiempo de cuidarme y eso, además de hacer ejercicio, empieza por la alimentación. Es muy importante para estar bien por dentro y por fuera

    1. Nunca es tarde para comenzar a llevar una alimentación saludable, así que nuestra enhorabuena Luisa por haber dado este gran paso

  4. pues la verdad es que intento comer todo lo sano que puedo porque hace años que me diagnosticaron diabetes, hipotiroidismo y niveles altos de colesterol y no porque llevara una mala alimentación sino por problemas del sistema inmunológico; pero claro, a partir de entonces sí que tengo que ser más estricta con lo que como porque tengo que evitar ciertos alimentos y con otros tener cuidado con las cantidades y la verdad es que me siento mucho mejor y creo que es una buena forma de comer y, de hecho, muchos de mis familiares y amigos me reconocen que todos deberíamos comer más parecido a como lo hago yo y otras tantas personas que ya lo hacen, ya sea por salud o por convencimiento.

    1. Nos encanta conocer gente que predica con el ejemplo, como es tu caso Susana. Enhorabuena por ser el espejo para las personas cercanas a ti y gracias por participar en el concurso

  5. La única forma efectiva de mantenerte en tu talla es realizar ejercicio y tener una alimentación equilibrada. Yo realizo 5 o 6 pequeñas comidas al día para evitar el hambre y los atracones y así puedo disfrutar de la comida e incluso de algunos placeres como el chocolate y el dulce de forma puntual. tengo la suerte de contar con productos naturales y ecológicos ya que mis tíos tienen una huerta y me dan tomates, lechugas, judías verdes, manzanas, ciruelas y un montón de cosas más que además de estar buenísimos están recién cortados y son mucho más frescos y no pasan por ningún proceso que les haga perder ni el sabor ni las propiedades.

    Otro de mis trucos para comer sano y que la comida a la plancha no sea como comer suelas de zapato es utilizar las especias, me encanta la pechuga de pollo a la plancha con curry, en la ensalada he cambiado la sal por el mix de 5 pimientas recién molido, en la coliflor en lugar de echar mayonesa como hacen muchos, utilizo pimentón y un chorro de aceite de oliva virgen extra, al pescado a la plancha le echo ajo y perejil molido, a los mejillones les he cambiado la salsa por un chorrito de limón y así con todos los platos, evito meter calorías innecesarias y mejoro su sabor. A todo esto, lo complemento con infusiones como el Té Verde y la cola de caballo que también me ayudan a eliminar lo que el cuerpo no necesita. Hay que comer de todo pero sin obsesionarse, si en un momento dado, te apetece algo es mejor comerlo y quitarte la ansiedad, que a la larga hará que te pegues el atracón y es peor.

    1. Muy buen aporte Alberto. Todas las prácticas saludables que llevas a cabo y los trucos en las recetas que planteas servirán de ejemplo para muchas personas. Millones de gracias y a seguir así 🙂

  6. Cuando llegas a una determinada edad y pasas a ser abuelo, te guste o no los médicos se encargan de prohibirte todo lo bueno por lo que me tengo que cuidar me guste o no. Cuando me jubilé empecé a engordar ya que mi trabajo era muy físico y dejarlo me añadió un montón de kilos he hizo que mis niveles de varias cosas se dispararan y saltaran las alertas, no tuve más remedio que empezar a cuidarme en serio. Ahora ando muchísimos kilómetros, siempre que las rodillas me dejan, y como lo de siempre ya que no soy de comida basura (en mi época joven se comía cocido a diario, mucho más rico y más sano) y no bebo alcohol. La conclusión es que no he tenido que variar mi dieta y lo único que he tenido que hacer en ejercicio (dentro de mis posibilidades).

    1. Nos encanta conocer la opinión de personas como tú, Dionisio, que sin variar la dieta y a base de ejercicio, consigues mantener una vida saludable, ole por ti.

  7. Yo como sano no por obligación, si no porque me gusta, aunque para mi comer sano no es el filete a la plancha ni la lechuga, es disfrutar de nuestra dieta mediterránea evitando los productos preparados, el alcohol y la comida basura. Del resto como de todo cuando me apetece y no me privo de nada. Si la tierra nos da unos alimentos tan ricos porqué comer comida fabricada con conservantes y colorantes.. no lo entiendo!!! y por supuesto, una vez a la semana se come cocido con su sopita y todo lo demás y no pasa nada!!!

    1. Desde luego que sí Toñi, la dieta mediterránea combinada con deporte y el uso de alimentos naturales, son la mejor opción para llevar a cabo una vida más saludable 😀

  8. Si te alimentas bien (salvo que tengas algún problema) y haces un poco de deporte no es necesario estar a dieta. Lo importante es que el cuerpo no sufra cambios drásticos y siga siempre unas rutinas. Es mejor hacer 5 comidas un poco más pequeñas que tres grandes. Desayunar como un Rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo. Las infusiones siempre son de gran ayuda así que también las he incluido en mi día a día y por supuesto hacer deporte, que yo no soy ni de correr ni de gimnasio pero me encanta salir a pasear con los amigos y nos pegamos unas caminatas estupendas ¡¡para luego terminar tomando una caña como recompensa!!

    1. Estupendo Abraham, vemos que eres un defensor de la alimentación saludable y los buenos hábitos. Muchas gracias por tu aportación ¡Y suerte en el concurso!

  9. Nos dejamos engañar por lo que vemos en la televisión y hay gente que está a dieta sin necesidad porque te acaban obsesionando con los ‘ideales de belleza’ que luego realmente son a base de photoshop. En mi caso tuve que adelgazar por salud y todavía sigo en ello para evitar sustos.

    1. Estamos totalmente de acuerdo Francisco, debemos huir de esos estereotipos y ser conscientes de las verdaderas necesidades que necesita cada persona

  10. Yo empecé a comer sano casi por obligación… cuando te duele el estómago con frecuencia sin saber por qué, empiezas a mirar lo que comes y cuánto comes. Procuro comer sano, productos de temporada y cuanto menos tratados mejor. Pero también he incorporado a mi dieta productos nuevos como chía, espelta, quinoa, que hasta no hace mucho no sabía que existían.

    1. Si es que el mundo de la alimentación es enorme y solo conocemos un pedacito. Enhorabuena Chelin por animarte a probar nuevos alimentos. Seguro que te van a sentar genial 😉

  11. Cada persona es un mundo, la verdad, a cada uno le sienta bien una cosa y mal otra, y las dietas sanas son tan variadas como gente hay en la tierra.

    En mi caso comencé a pensar en cómo comer mejor cuando nació mi hijo hace cuatro años. Era consciente del aumento de la obesidad desde hace treinta años para acá, y que algo estaba fallando de manera global.

    Yo voy a contar lo que a mí me ha servido para estar mejor con 45 años, y sentirme muy bien por dentro y por fuera:

    .- Investigar, buscar, rebuscar, leer, encontrar fuentes de información distintas, replantearse creeencias, cuestionarlo todo, preguntar y no ser nada dogmático. Tirar de hilos nutricionales nuevos y considerar nuevos caminos.

    .- Minimizar a tope el consumo de cereales, en especial el desafortunado “trigo moderno” saturado de gluten. De quedarse con alguno, la avena y el maíz. Así que excepto alguna ocasión especial, nada de pan, pasta o similares.

    .- Si es integral, que lo sea de verdad. con el tiempo te acostumbras a mirar los ingredientes de las cajas y te llevas lo sorpresa de que muchos alimentos integrales tienen el salvado añadido posteriormente… Sí, por lo que he leído sale más barato hacerlo así.

    .- Al supermercado ir poco, dar prioridad a tiendas de barrio y establecimientos de alimentación específicos como pescaderías y carnicerías. Facilita que compres alimentos más naturales que los del super, y sobre todo, evitamos los ultraprocesados, que son gran parte del problema.

    .- Verduras, vale de todo y siempre comerlas con todo, desde lechugas, pasando por pimientos, coliflor, brócoli, cebolla, ajo…

    .- Quitar el miedo a las grasas. Siempre las grasas de carnes y pescados forman parte de mi dieta, sin temor ya al colesterol ni a las famosas saturadas.

    .- Dulces y azúcares cuanto más lejos mejor. No dar glucosa de absorción rápida al cuerpo ha sido lo mejor que pude hacer para que las hormonas en mi cuerpo funcionen sin sobresaltos y para que se ponga en marcha todo el sistema de generación de glucosa interna a partir de la proteína y la grasa que almaceno.

    .- Cocinar, cuando uno mismo se prepara su comida todo cambia, es el punto definitivo para adquirir la curiosidad y el gusto por cuidar los ingredientes y la preparación de cada plato, porque sabes que lo que estás haciendo lo vas a comer. Poner en tus propias manos la preparación de tus comidas en una gran decisión.

    .- Té y café, naturales, el café sin cápsulas ni torrefacto, el té de tienda especializada. Sin azúcar y elaborándolo con cariño y reverencia.

    .- Ejercicio y descanso. Las otras dos patas para que la comida se aproveche y tu vida fluya. Incluir meditación , y marcarse objetivos en la vida .

    Esto es lo que me vale a mí y tengo claro que no le valdrá a todo el mundo, aunque sí he podido comprobar que a muchas personas les ha servido, ¡ahí lo dejo!

    1. Wow Luisangel, ¡Te has currado 10 claves para comer más sano! Un poco más y le quitas el puesto a nuestra redactora 😛 ¡Gracias por participar!

  12. Yo creo que el ingrediente principal para comer sano es el sentido común. Creo que se puede llevar una dieta saludable sin convertirse en un “integrista” de alguna “secta alimenticia” de esas que están tan de moda últimamente. Productos naturales y de temporada, mucha fruta y verdura, y sobre todo imaginación y cariño al cocinar serían los principales ingredientes ¿no os parece?

Los comentarios están cerrados.