Yo reviso mi salud y qué

2 marzo 2016

Reviso mi salud. La prevención de enfermedades, la alimentación sana y el ejercicio, claves para vivir más y mejor. 

Yo reviso mi salud y qué

Los objetivos son Recuperar, Mantener o Mejorar la salud

Con respecto a nuestra salud, todos tenemos un objetivo común, sentirnos sanos. Para ello, la prevención se convierten en uno de nuestros mejores aliados para sentirnos bien o incluso para cambiar hábitos de comportamientos no saludables, que dependen de la alimentación, el sedentarismo o la dependencia al tabaco, entre otros factores.

Pero, de poco sirve cuidarnos mucho, mantener una buena alimentación o hacer ejercicio como si no hubiera mañana,  si no conocemos exactamente nuestras carencias nutricionales y nuestro estado de salud general.

En una revisión médica se valoran diferentes parametros de salud, así como muchos factores de riesgo. Con unos simples análisis y pruebas se determina si nuestro estado de salud es bueno o no, pudiendo variar en función de la edad, sexo o antecedentes patológicos.

En el post que nos ocupa hoy, “Yo reviso mi salud y qué” os contamos cómo deberían ser estos chequeos y a partir de qué edad o sintomatologías deberíamos realizar esos controles preventivos.

Revisión rutinaria. Una al año no hace daño

Deberíamos, entonces, acudir a nuestro médico para hacer una revisión general, por lo menos una vez al año.  Hacer un chequeo de colesterol y analizar síntomas de diabetes, así como presión arterial y control de peso son fundamentales. Tampoco está de más revisar nuestra piel y visitar al dermatólogo en caso de presencia de manchas, lunares o despigmentaciones nuevas. Ojo!!! A veces nos olvidamos de que la prevención ocular puede ser muy útil, ya que un diagnóstico precoz puede frenar muchos problemas de salud visual.

Revisiones específicas por edad y sexo

Edad, sexo y antecedentes familiares son clave a la hora de prevenir problemas de salud.

En el caso de las mujeres, a partir de los 40 años es recomendable visitar al ginecólogo periódicamente y una exploración mamaria anual, apoyada por una mamografía… Si en la familia hay antecedentes de cáncer de mama , este examen se inicia a partir de los 30 años.

Por lo que se refiere a los hombres, se recomienda que sea a partir de los 40 años cuando se acuda de forma periódica al urólogo para comenzar revisiones regulares de próstata, para evitar o prevenir las enfermedades relacionadas.

Independientemente de estos consejos es importante que si notas algún síntoma de malestar que se salga de lo habitual acudas a tu médico para descartar cualquier problema.

Y por supuesto si te da pereza ir al médico y eres trabajador, no dejes de acudir al chequeo médico que te ofrece tu empresa. Una forma rápida y fácil de conocer tu estado de salud y poner remedio a cualquier carencia o enfermedad.

Y, sobretodo, recuerda que si queremos vivir más y mejor tenemos que cuidar nuestra salud, ya que es uno de nuestros más preciados tesoros.

Está claro que las revisiones no curan,  pero nos avisan, nos alertan y nos obligan a revisar nuestros hábitos de vida.

Según la OMS, los cambios en los hábitos alimentarios y el modo de vida occidental han potenciado enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes mellitus, las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión y los accidentes cerebrovasculares e incluso varios tipos de cáncer, que en muchas ocasiones podían prevenirse en revisiones médicas periódicas y por supuesto a través de la difusión de hábitos de vida saludables. ¿Nos ayudáis a difundir?

Así que ya sabes, no seas perezoso y cuida tu alimentación, haz deporte y chequea tu salud para vivir más y mejor 😉

Concurso “Un año de razones Yo me cuido y qué”

Ahora es vuestro turno, contadnos cómo cuidáis de vuestra salud y la de vuestra familia.  Podéis ganar un fantástico premio para dos.

El premio consiste en un Wonderbox Spa para dos y un lote de productos Drasanvi.

Dinámica del concurso. 

Lo único que tienes que hacer es seguir estos sencillos pasos en los comentarios de esta misma página:

  1. Escribe en el campo de Comentario de este post .

  2. Completa tus datos (nombre, apellidos, email, etc).

  3. Envíanos tus razones 😉 .

Si tienes cualquier duda o sugerencia puedes escribirnos a info@yomecuidoyque.com

Consulta aquí las bases y la mecánica del concurso. Suerte!!!

15 pensamientos sobre “Yo reviso mi salud y qué”

  1. pues tanto mi familia como yo, mis padres por su edad y yo por enfermedades crónicas, nos hacemos analíticas y revisiones periódicas así que siempre estamos pendientes de nuestra salud, sin agobiarnos pero sin olvidarnos de cuidarnos.

  2. Hola,pues intento cuidarme con ejercicio(bici,natación y caminar) y también cuidando la alimentación,algo que también intento que hagan familia(sobre todo madre y hermana,por hipertensión y sobrepeso respectivamente)nada de dulces,plancha,fruta,verduras,comida sana!

    1. Excelentes hábitos saludables Cristina y recuerda que una revisión periódica siempre es aconsejable 😉

  3. En casa somos sólo yo y mi pareja; Soy la encargada de la cesta de la compra, y desde que hemos descubierto que mi marido es intolerante al trigo y la proteína de la leche, me leo detenidamente los ingredientes de cada alimento que compro. Hemos cambiado la harina de trigo por harinas de espelta, kamut…La leche de vaca por leche de alpiste ( buenísima, se la recomiendo a los alérgicos a la lactosa); me gusta comprar preferentemente alimentos ecológicos (lo malo es su elevado precio) o en su defecto a poder ser sin conservantes y/o poco procesados. En invierno nos solemos tomar complejos vitamínicos con jalea real para aumentar nuestras defensas, que buena falta hace para el duro invierno del norte. Y por supuesto intentamos practicar ejercicio cardiovascular y de fuerza 4 ó 5 veces por semana que a veces yo combino con yoga (para apaciguar mi cabecita), a mi me ayuda mucho a relajarme y a sentirme más enérgica. Y aparte de todo esto, las revisiones anuales de análisis de sangre y orina y en mi caso de ginecólogo. Pero además de todo esto, y muy importante, hay que cuidarse mirando la vida con optimismo e intentando no perder nunca la sonrisa; Dedicando siempre un pequeño momento del día a nosotros mismos. De nada vale estar físicamente como un roble, y no ser feliz.

    1. Qué alegría nos da en #YoMeCuidoyQué leer tantos y tan buenos hábitos saludables!. Y ratificamos lo que dices Fátima; hay que mirar la vida siempre con optimismo y no perder nunca la sonrisa 😉

    2. ENHORABUENA Fátima, has resultado ser la ganadora del concurso, tu comentario está lleno de buenas prácticas y consejos para llevar una vida más saludable, al estilo #YoMeCuidoyQué. Nos pondremos en contacto contigo vía email. Muchas gracias al resto de participantes y permaneced atentos a próximos concursos.

  4. Hay dos cosas fundamentales , la alimentación y la actitud, todo muy básico, alimentación mediterránea y estar dispuesto a ser un elemento más de la humanidad donde contagies serenidad y armonía,

  5. Siempre me ha interesado la información sobre salud, quizá porque he sufrido una enfermedad grave siendo jóven y soy conscienre de lo mucho que nosotros mismos podemos hacer por nuestro propio bienestar. Por eso me hago revisiones periódicas, cuido especialmente mi alimentación para que sea variada y llena de frutas y verduras, proteínas, hidratos y pocas grasas y sobretodo hago ejercicio y me río mucho!!! Todo sin obsesionarse 🙂 ese es mi consejo.

    1. Como bien dices Teresa, hay veces no somos conscientes de lo mucho que podemos hacer por nuestra salud y bienestar, por suerte, sigue estando en nuestras manos. Muchas gracias por participar 😉

  6. No soy mucho de ir a médicos si no es necesario, pero lo que no me salto nunca son las revisiones. Soy tan consciente de ello que hasta me lo apunto en la agenda para que me avise para pedir antes y me avisa un par de horas antes, para que no se me pase. Hago esto tanto para mi como para el resto de la familia. El que llevemos una vida ajetreada hace que a veces nos olvidemos de cosas importantes

    1. Muy buena forma de recordarlo Irene. Así puedes estar tranquila y acudir siempre a tus revisiones

  7. Para cuidarme empiezo por una alimentación variada, baja en azúcares y en sal.
    Es bueno caminar un poco cada día (y además sale mucho más barato que ir en coche a todas partes).
    También conviene mantener un horario regular de sueño, siempre que sea posible.
    Y por último, pero no por ello menos importante, el análisis de sangre y tensión arterial que nos hacen a los donantes de sangre cada vez que vamos a donar.
    Nuestra salud en buen estado es clave para ayudar a los demás.

Los comentarios están cerrados.